SANDOZ, S.A. DE C.V.
 
Augusto Rodín Núm. 128, Col. San Juan Mixcoac, Delegación Benito Juárez, 09708, México D.F.
Tel.: 5482-3400



AMLIBON 

Tabletas

AMLODIPINO


FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN

Cada tableta contiene:

Mesilato de amlodipino
equivalente a............................... 5 y 10 mg
de amlodipino

Excipiente, c.b.p. 1 tableta.


INDICACIONES TERAPÉUTICAS
AMLIBON® está indicado como antihipertensivo, mediante la dilatación
de los vasos sanguíneos, y reduce la frecuencia de crisis
?de angina de pecho, mejorando el aporte de oxígeno al miocardio.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA

Farmacodinamia: El amlodipino es un inhibidor del flujo de iones calcio voltaje dependientes tipo L (larga duración y larga capacidad) a través de los canales de calcio en músculo cardiaco liso. El principal sitio de acción es en la musculatura periférica, produciendo vasodi­latación tanto en arterias como arteriolas, aunque esto también produce vasodilatación en los músculos vasculares coronarios, mejorando la liberación de oxígeno al miocardio. La gran selectividad para el músculo vascular liso reduce la resistencia vascular periférica del músculo cardiaco con mínimo efecto o sin efecto en la conducción o contractilidad cardiaca. En comparación, agentes con significativa selectividad del miocardio tienden a disminuir la conducción del nodo atrioventricular y alteran la contractilidad del miocardio, y disminuyen el efecto de la resistencia vascular periférica.

El mecanismo de acción en la hipertensión puede deberse a un efecto relajante directo de amlodipino sobre el múscu­lo liso vascular, obteniéndose una reducción ­significativa en la presión sanguínea, sin efecto en la frecuencia cardiaca o en la variación circadiana normal de la presión sanguínea. Se han observado reducciones en la presión sanguínea sistólica y diastólica en un rango entre 10-18% en pacientes que han recibido dosis de 10 mg/día por más de 6 semanas y con duración de más de 1 año. Sin embargo, en pacientes con presión sanguínea normal se observó muy poco o ningún efecto.

Taquicardia refleja generalmente no se observa después de administrar dosis orales de amlodipino, aunque se incrementa la frecuencia cardiaca en reposo (16%) y ejercicio (7%) después de dosis intravenosas. No se ha observado cardiodepresión significativa con dosis terapéuticas de amlodipino en pacientes con hipertensión o enfermedad coronaria. A altas dosis excediendo el rango de dosis efectiva terapéutica, amlodipino tuvo un débil efecto inotrópico negativo. En pacientes hipertensivos tratados con amlodipino por vía oral por más de 15 meses, se observó una reducción en los índices de resistencia periférica total en descanso o después del ­ejercicio.

En pacientes con daño cardiaco crónico y recibiendo al mismo tiempo terapia para dicho daño, amlodipino produce efectos hemodinámicos favorables: incremento significativo del índice cardiaco, y decremento en la resistencia vascular pulmonar y sistémica, sin observarse cambios en la presión pulmonar, esto comparado con el placebo.

En pacientes antihipertensivos, amlodipino t­uvo efectos favorables en la hemodinamia renal que parecen no ser mediados por el sistema renina-angiotensina-aldosterona, con decremento en la resistencia vascular renal e incremento en el rango de filtración glomerular en estudios de ­corto y largo plazo.

El mecanismo preciso por el cual amlodipino alivia la angina de pecho no está totalmente aclarado, sin embargo, la carga isquémica total es reducida por:

  Efectos en el sistema vascular periférico. Así se reduce la resistencia periférica total, lo cual reduce el ­consumo de energía y oxígeno del miocardio, sin afectar la frecuencia cardiaca.

  Vasodilatación de la musculatura coronaria: en las arterias y arteriolas principales, en las regiones normales e isquémicas.

Los bloqueadores de calcio alivian y atenúan los signos electrocardiográficos de la angina de pecho inducida por ejercicio, cuando se usó como monoterapia o en terapias combinadas. Los efectos farmacodinámicos de amlodipino se incrementan por los perfiles farmacocinéticos (por ejemplo, vida media larga).

Farmacocinética: El amlodipino se desarrolló originalmente en pruebas clínicas o preclínicas como cápsulas o soluciones de la sal de maleato. La mayor parte de los estudios clínicos, por tanto, fueron elaborados con el amlodipino maleato. Solamente algunos estudios compararon la forma farmacéutica final de sal de besilato, con sal de mesilato. Y los resultados mostraron que las tabletas de ambas sales son bioequivalentes.

El amlodipino se absorbe bien del tracto gastrointestinal, con una farmacocinética lineal dependiente de la dosis reportada en voluntarios sanos.

Los picos de concentración se alcanzan a las 6-12 horas después de la administración oral. La absorción oral no es influenciada por la presencia de alimentos y tiene una biodisponibilidad de 65%.

El amlodipino tiene alto volumen de distribución (Vd aproximadamente 21 l/kg después de la administración intravenosa a voluntarios sanos). Esto es atribuido a la ionización y al pH fisiológico. Cerca de 98% se une a proteínas plasmáticas. El amlodipino es alta pero lentamente metabolizado en el hígado, más de 90%, a metabolitos inactivos los cuales son excretados en la orina principalmente. La ruta de los metabolitos es compleja, pero ninguno de los metabolitos ha demostrado tener actividad antagonista al calcio cuando se compara con la molécula origen. La ruta de degradación en el hombre es principalmente oxida­ción a análogos de la piridina seguida de la oxidación de las cadenas e hidrólisis. La ­eliminación es ­principalmente a través de la orina.

Los perfiles farmacocinéticos muestran que el estado estable en plasma se alcanza después de al menos 7 días de administración. La vida media en plasma es cerca de 36 horas (dosis sencilla) o más de 45 horas (con dosis repetidas). El amlodipino se caracteriza por la relativa baja fluctuación de los picos de concentración plasmática. Mientras los estudios farmacocinéticos no muestran diferencias en la vida media de eliminación en pacientes con insuficiencia renal, la vida media de eliminación se incrementa en personas mayores (48 horas, después de una dosis sencilla) o en pacientes con cirrosis hepática (60 horas, después de una dosis sencilla). Después de la administración oral de amlodipino, se observa una relación lineal entre la dosis y el área bajo la curva de la concentración plasmática con respecto al tiempo.


CONTRAINDICACIONES

No debe emplearse en caso de reacciones alérgicas o de hipersensibilidad a cualquie­ra de sus componentes. Ni en shock cardiocirculatorio, trastornos graves de la función hepática, deficiencia de la perfusión del miocardio (angina inestable), ya que podría producirse un empeoramiento del ­cuadro.

Los niños no deben recibir tratamientos con AMLIBON®, ya que no hay suficiente experiencia al respecto.

Los pacientes con hipotensión arterial (presión arterial sistólica < 90 mmHg), con estenosis valvular aórtica importante o con insuficiencia cardiaca no tratada, sólo deben recibir tratamiento con este medicamento con precaución.


PRECAUCIONES GENERALES

La eficacia y seguridad de amlodipino en crisis antihipertensivas aún no han sido establecidas. Un monitoreo cuidadoso de los pacientes que han sido tratados con antiarrítmicos es recomendado.

La experiencia clínica indica que la terapia con amlodipino disminuye la habilidad de los pacientes para manejar o usar maquinaria.


RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA

Aunque en algunos compuestos de dihidropiridinas se ha encontrado que son teratogé­nicos en animales, resultados en ratas y conejos para amlodi­pino no proveen evidencia de efectos ­teratogénicos.

Hay sin embargo reportes no clínicos contrarios con el medicamento en embarazo o lactación. En consecuencia, no se recomienda administrar amlodipino durante el embarazo o lactación.

Ante lo anterior, amlodipino no debe administrarse durante la gestación y la lactancia.


REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS

Por lo general, AMLIBON® se tolera bien, sin embargo, se han observado los siguientes efectos indeseados:

A menudo: Acumulación de líquido en los tejidos (edema), dolor de cabeza, cansancio, somnolencia, sensación de mareo (parcialmente dependiente de la posición), náusea, enrojecimiento facial, palpitaciones, dolor abdominal.

Con poca frecuencia: Caída de la presión, dolor torácico, alteraciones del ritmo cardiaco (pulso acelerado, lento o irregular), alteraciones de la conciencia de breve ­duración, exantemas, alteraciones de la respiración, sensación de debilidad, prurito, calambres musculares, dolores muscu­lares, dolores articulares, sensación de hormigueo, sequedad de la boca, sudación, insomnio, alteraciones de la función sexual, depresión, trastornos gastrointestinales, diarrea, meteorismo, falta de apetito, vómito, frecuencia miccional (también nocturna), alteraciones visuales, tinnitus, conjuntivitis, diplopía, sangrado subcutáneo (petequias), dolor.

Muy infrecuentes: Urticaria, dermatitis, caída del cabello, reacciones cutáneas importantes, edema gingival, también ictericia y aumento de los valores de las enzimas hepáticas (en la mayoría de los casos, en coincidencia con estasis biliar).

Ocasionalmente y sobre todo al principio del tratamiento o en coincidencia con incrementos de las dosis, pueden producirse cuadros de angina de pecho, o bien, en el caso de pacientes que ya padecen de este trastorno, un incremento de la frecuencia, duración y de la intensidad de los episodios.

De forma aislada, se ha descrito la aparición de infarto del miocardio. Teniendo en cuenta la enfermedad de base, no es posible establecer con seguridad una relación causal con el tratamiento, pero tampoco es ­posible descartarla.


INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO

El amlodipino ha sido administrado con bastan­te seguridad con diuréticos tiazídicos, alfa bloqueado­res, betabloqueadores, inhibidores de la enzima converti­dora de angiotensina, nitratos de larga duración, trinitrato de glicerilo sublinguales, medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, antibióticos, drogas y medicamentos hipoglucemiantes orales. Los efectos de disminución de la presión sanguínea son incrementados por la coadminis­tración con otros medicamentos antihipertensivos, nitratos y tricíclicos antisedativos.

Estudios farmacocinéticos con ciclosporina han demostrado que amlodipino no altera significativamente la farmacocinética de la ciclosporina.

Estudios especiales indicaron que la coadministración de amlodipino con digoxina no cambiaron los niveles?de digoxina sérica o su aclaración renal en voluntarios normales, y que la coadministración de cimetidina no alteró la farmacocinética de amlodipino.

En voluntarios femeninos sanos, la coadministración de amlodipino no alteró significativamente los efectos de la warfarina en el tiempo de respuesta de ­protrombi­na.

Estudios in vitro de estudios con plasma humano, indican que no afecta la unión a proteínas de digoxina, fenitoína, warfarina e indometacina.

El jugo de pomelo puede interaccionar con amlodipino para incrementar la concentración plasmática. Sin embargo, este incremento es demasiado pequeño para alterar significativamente la presión sanguínea o la frecuencia cardiaca.


ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO

No se han reportado alteraciones en los resultados de las pruebas de laboratorio que pue­dan ser atribuibles a la administración de ­amlodipino.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD

Aunque en algunos compuestos de dihidropiridinas se ha encontrado que son teratogénicos en animales, resultados en ratas y conejos para amlodipino no proveen evidencia de efectos teratogénicos. Lo mismo sucede con mutagénesis y sobre la fertilidad.


DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN

Hipertensión e insuficiencia coronaria: La dosis inicial es de 1 tableta de 5 mg una vez al día. Al cabo de entre 2 y 4 semanas, y a la vista de la respuesta al tratamiento, se puede incrementar la dosis a 10 mg al día, ya sea como 2 tabletas de 5 mg o en una sola tableta de 10 mg.

La dosis total de amlodipino no debe ser en ningún caso superior a 10 mg por día. En el caso de pacientes de edad avanzada, de pacientes de peso corporal bajo o de pacientes con alteraciones de la función hepática, la dosis inicial puede ser de 2.5 mg. Esta dosis también puede estar indicada en caso de tratamiento combinado con otros medicamentos antihipertensivos.

Si olvidó tomar una dosis, no se debe intentar recuperarla tomando doble en la siguiente toma; simplemente se debe continuar el tratamiento con la dosis correspondiente en el momento en que deba tomarla.


MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL

En caso de sobredosificación o de intoxicación puede producirse una caída de la presión arterial intensa y duradera, acompañada de la sensación de mareo, dolor de cabeza y alteraciones
de la visión (pérdida de visión). En casos extremos, puede llegar a producirse un shock cardiocirculatorio (pérdida del conocimiento).

En caso de ­caída intensa de la presión arterial acompañada de mareo, el paciente debe acostarse y mantener las piernas en alto.

En función del tipo e intensidad de los síntomas pueden ser necesarias, aparte del lavado ­gástrico, las siguientes medidas: Colocación de las extremidades inferiores en alto, reposición del volumen, administración de vasoconstrictores (adrenalina), de sustancias cardiactivas (dopamina, dobutamina), de atropina (0.5 mg a 1 mg por vía intravenosa en caso de bradicardia importante) y de gluconato cálcico (1 a 2 mg = 10 a 20 ml de una solución al 10% por vía ­intravenosa).

Debido a su alto grado de unión a proteínas ­plasmáticas (aproximadamente 97.5%), AMLIBON® no es ­dializable.


PRESENTACIONES

AMLIBON®: Caja con 10 y 30 tabletas de 5 y 10 mg.

Amlidual®: Caja con 1 envase de burbuja de AMLIBON® de 10 tabletas de 5 mg y con 1 envase de burbuja de Simplaqor® de 10 tabletas de 10 ó 20 mg.


RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO

Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.


LEYENDAS DE PROTECCIÓN

Literatura exclusiva para médicos.
No se deje al alcance de los niños.
Su venta requiere receta médica.
No se administre durante el
embarazo ni la lactancia.
Léase instructivo.

SANDOZ, S. A. de C. V.

a Novartis Company

AMLIBON® Reg. Núm. 535M2004, SSA IV

HEAR-06330022120054/RM2006