SANOFI-AVENTIS DE MÉXICO, S.A. DE C.V.
 
Av. Universidad Núm. 1738, Col. Coyoacán, 04000, México, D. F.
Tel.: 5484-4400



RULID 

Comprimidos

ROXITROMICINA


FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN
Cada COMPRIMIDO contiene:
Roxitromicina...................... 150 y 300 mg
Excipiente, c.b.p. 1 comprimido.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS
RULID® está indicado para el tratamiento de infecciones causadas por microorganismos sensibles a roxitromicina, como: En adultos: Infecciones de vías respiratorias altas (faringitis aguda, amigdalitis, sinusitis). Infecciones de vías respiratorias bajas (neumonía, bronquitis, sobreinfección de enfermedad pulmonar obstructiva crónica, neumonía atípica). Infecciones de la piel y los tejidos blandos. Infecciones genitales (uretritis, cervicovaginitis), con excepción de infecciones gonocócicas. Infecciones orodentales y odontológicas.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA
Farmacodinamia: RULID® es un antibiótico bactericida semisintético de administración oral, perteneciente a la familia de los macrólidos.

Su espectro antibacteriano es el siguiente:

Especies habitualmente sensibles in vitro (CMI < 1 mg/l): Bordetella pertussis, Borrelia burgdorferi, Campylobacter coli*, Campylobacter jejuni, Chlamydia trachomatis, Chlamydia psittaci, Chlamydia pneumoniae, Clostridium, Clostridium perfringens, Corynebacterium diphtheriae, Enterococcus, Gardnerella vaginalis, Helicobacter pylori, Legionella pneumophila, Listeria monocytogenes, Staphylococcus Meti-S, Mobiluncus, Moraxella catarrhalis, Mycoplasma pneumoniae, Neisseria meningitidis, Pasteurella multocida, Peptostreptococcus*, Porphyromonas, Propionibacterium acnes, Rhodococcus equi, Streptococcus pneumoniae, Streptococcus spp.

Especies moderadamente sensibles (1 mg/l £ CMI £ 4 mg/l): Haemophilus influenzae, Ureaplasma urealyticum, Vibrio cholerae.

Especies resistentes (CMI > 4 mg/l): Acinetobacter spp, Bacteroides fragilis, Enterobacteriaceae, Fusobacterium, Staphylococcus Meti-R (S. aureus y coagulasa negativo), Mycoplasma hominis, Nocardia, Pseudomonas spp.

Farmacocinética:

Adultos:

Absorción: El principio activo de RULID®, la roxitro­micina, se absorbe rápidamente. Es estable en medio ácido, y se encuentra en suero en el término de 15 minutos, alcanzando concentraciones séricas pico (Cmáx) 2.2 horas después de la administración de 150 mg en ayunas. La absorción de roxitromicina es más lenta cuando se ingieren alimentos, por lo que se recomienda administrarla antes de las comidas.

Distribución: Después de la administración de un comprimido de 150 mg en el sujeto adulto sano, la Cmáx promedio es de 6.6 mg/l, la Cmín promedio es de 1.8 mg/l después de 12 horas de la administración oral, y la vida media de eliminación promedio es de 10.5 horas. Cuando se administran 300 mg, la Cmáx promedio es de 9.7 mg/l y se alcanza en aproximadamente 1.5 horas (Tmáx).

La concentración plasmática es de 2.9 mg/l después de 12 horas, y de 1.2 mg/l después de 24 horas.

El estado estable en plasma se alcanza entre el segundo y cuarto día, después de la administración de dosis repe­tidas a sujetos sanos (150 mg cada 12 horas durante 10 días). Las concentraciones plasmáticas en el estado estable son las siguientes: la Cmáx es de 9.3 mg/l y la Cmín es de 3.6 mg/l.

La Cmáx es de 10.9 mg/l, después de la administración de 300 mg de roxitromicina cada 24 horas durante 11 días. En el estado estable, la Cmín es de 1.7 mg/l después de 24 horas.

Roxitromicina exhibe una buena penetración en varios tejidos y líquidos corporales, particularmente en tejido pulmonar, amigdalino y prostático, 6 a 12 horas después de la administración de dosis repetidas.

En estudios de difusión efectuados en amígdalas, en niños, se determinó que:

La roxitromicina se difunde rápidamente en el tejido infectado; su concentración tisular promedio es semejante después de la administración de una o cuatro dosis.

La concentración en amígdalas es 6.4 ± 1.0 g/kg, una hora después de la administración de una dosis de 2.5 mg/kg.

Las concentraciones tisulares permanecen altas hasta 12 horas después de la administración (intervalo de dosis).

La concentración en la mayoría de los tejidos es igual o mayor que la concentración plasmática medida al mismo tiempo.

La ausencia de acumulación permite administrar la dosis cada 12 horas.

Las concentraciones plasmáticas son comparables en niños y adultos, y la buena difusión en los tejidos apoyan la preferencia de la dosis única.

Unión a proteínas plasmáticas: El 96% de roxitromi­cina se fija a proteínas plasmáticas, esencialmente a la alfa-1-glucoproteína ácida. Esta unión es saturable y disminuye cuando las concentraciones plasmáticas de roxitromicina exceden 4 mg/l.

Roxitromicina difícilmente se excreta en la leche materna: menos de 0.05% de la dosis administrada.

Biotransformación: Roxitromicina solamente experimenta leve metabolismo, siendo excretada sin cambios más de la mitad de la dosis. En orina y heces se han identificado tres metabolitos:

El metabolito principal: la roxitromicina descladinosa.

Dos metabolitos menores: N-mono- y N-di-desmetil roxitromicina.

La roxitromicina y estos tres derivados se encuentran en proporciones semejantes en orina y heces.

Excreción: En adultos con función hepática y renal normales, roxitromicina se elimina principalmente en heces (65%) después de su administración por vía oral; 72 horas después de la administración oral de 14C-roxitromicina, la radiactividad urinaria representó solamente 12% del total excretado en orina y heces.

En adultos con insuficiencia renal, la excreción de roxitromicina y de sus metabolitos por vía renal representó aproximadamente 10% de la dosis oral. La dosis debe mantenerse sin cambios en caso de insuficiencia renal.

En adultos con insuficiencia hepática grave, la vida media se pro­longó (25 horas) y la Cmáx aumentó después de la administración oral de 150 mg de roxitromicina.

* La sensibilidad de estas cepas depende de la epidemio­logía y del nivel de resistencia en el país.


CONTRAINDICACIONES
Hipersensibilidad a los macrólidos. Tratamiento concomitante con alcaloides derivados del cornezuelo de centeno. Los comprimidos de 300 mg están contraindicados en pacientes con insuficiencia hepática grave.

PRECAUCIONES GENERALES
Se ha presentado vasoconstricción grave (ergotismo) posiblemente con necrosis de las extremidades, cuando los antibióticos macrólidos se han asociado con alcaloides derivados del cornezuelo de centeno. Antes de prescribir roxitromicina debe verificarse siempre la ausencia de tratamiento con estos alcaloides (véase Interacciones medicamentos y de otro género). En caso de insuficiencia hepática grave (por ejemplo, cirrosis hepática con ictericia y/o ascitis), la dosis debe reducirse a la mitad (150 mg una vez al día en adultos). La excreción de roxitromicina y de sus metabolitos por vía renal es aproximadamente 10% de una dosis oral, por lo que la dosis debe mantenerse sin cambio en casos de insuficiencia renal. No es necesario el ajuste de la dosis en pacientes de edad avanzada. Se recomienda tener cuidado al conducir un vehículo o desempeñar actividades riesgosas, por la posibilidad de sufrir vértigo.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA
En el embarazo no se ha establecido la seguridad de roxitromicina para con el feto. En la leche materna se excretan pequeñas cantidades de roxitromicina; por tanto, debe interrumpirse la lactancia o el tratamiento de la madre.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS
• Síntomas gastrointestinales: náusea, vómito, dolor epi­gás­trico, diarrea muy ocasionalmente sangui­nolenta. • En casos aislados se han observado síntomas de pancreatitis; la mayoría de los pacientes recibieron otros fármacos, para los cuales la pancreatitis es una reacción adversa conocida. • Reacciones de hipersensibilidad: como con otros macrólidos, eritema, urticaria, angioedema, y excepcionalmente púrpura, broncospasmo y choque anafiláctico. • Vértigo, cefalea, parestesia. • Aumento moderado de ASAT, ALAT y/o fosfatasa alca­lina. Hepatitis aguda colestásica o, más raramente, hepatocelular. Como con otros macrólidos, se han reportado trastornos del gusto y/o del olfato. • Sobreinfecciones: como con otros antibióticos, el uso de roxitromicina, especialmente si es prolongado, puede dar como resultado un sobrecrecimiento de microorganismos no sensibles. Es esencial la valoración continua de la condición del paciente. Si se presenta sobreinfección durante el tratamiento, deben tomarse las medidas apropiadas.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO
Alcaloides derivados del cornezuelo de ­centeno: La asociación de roxitromicina con alcaloides vasoconstrictores derivados del cornezuelo de centeno está contraindicada (véase Precauciones generales).

Terfenadina: Algunos macrólidos tienen interacción farmacocinética con terfenadina, lo que lleva al aumento de las concentraciones séricas de terfenadina. Esto puede ocasionar arritmias ventriculares graves, típicamente Torsades de pointes.

Aun cuando tal reacción no se ha demostrado con roxitromicina, y no se ha demostrado interacción farmacocinética o cambios relevantes en el ECG en estudios realizados en un número limitado de voluntarios sanos, no se recomienda la asociación de roxitromicina con terfenadina.

Astemizol, cisaprida, pimozida: Los fármacos que son metabolizados por la isoenzima CYP3A hepática como el astemizol, cisaprida o pimozida se han relacionado con la prolongación del intervalo QT y/o arritmias cardiacas (típicamente Torsades de pointes), como resultado del ­aumento en sus concentraciones séricas subsecuente a la interacción con inhibidores significativos de esta isoenzima, incluyendo algunos macrólidos.

Aun cuando roxitromicina no tiene o es limitada su capacidad por el complejo CYP3A y, por tanto, para inhibir el metabolismo de otros fármacos procesados por esta isoenzima, no puede ser excluida la posibilidad de interacción clínica de roxitromicina con los fármacos men-cionados anteriormente; por tanto, no se recomienda la asociación de roxitromicina con estos fármacos.

Precauciones para el uso: No se ha establecido interacción con warfarina en estudios realizados en voluntarios; sin embargo, se han reportado aumentos en el tiempo de protrombina o en la Razón Normalizada Internacional (RNI), lo cual puede ser explicado por el episodio infeccioso, en pacientes tratados con roxitromicina y antagonistas de la vitamina K. Es prudente vigilar la RNI durante el tratamiento combinado con roxitromicina y antagonistas de la vitamina K.

En un estudio in vitro se demostró que roxitromicina puede desplazar a la disopiramida unida a proteínas. Este efecto in vivo puede dar como resultado el aumento en las concentraciones séricas de disopiramida libre.

En consecuencia, debe vigilarse el ECG y, si es posible, las concentraciones séricas de disopiramida.

Digoxina y otros glucósidos cardiacos: En un ­estudio realizado en voluntarios sanos se demostró que roxitromicina puede aumentar la absorción de digoxina.

Este efecto, que es común con otros macrólidos, muy rara vez puede dar como resultado una toxicidad de glucósidos cardiacos.

Esto se puede manifestar con síntomas como: náusea, vómito, diarrea, cefalea o vértigo; la toxicidad de glucósidos cardiacos también puede producir trastornos del ritmo y/o conducción cardiaca.

En consecuencia, deben ser vigilados el ECG y, si es posible, las concentraciones séricas de los glucósidos cardiacos, en pacientes tratados con roxitromicina y digoxina u otro glucósido cardiaco; esto es obligatorio si se presentan síntomas que sugieran sobredosis de glucósidos cardiacos.

Midazolam y triazolam: Roxitromicina, al igual que otros antibióticos macrólidos, puede aumentar el área bajo la curva de concentración-tiempo y la vida media del midazolam; por lo tanto, los efectos del midazolam pueden ser aumentados y prolongados en pacientes tratados con roxitromicina.

No hay evidencia concluyente de una interacción entre roxitromicina y triazolam.

Teofilina o ciclosporina A: Se ha observado un ligero aumento de las concentraciones plasmáticas de teofilina o ciclosporina A, lo que generalmente no requiere modificar la dosis habitual.

Otros: No existe interacción clínicamente significativa con carbamazepina, ranitidina, hidróxido de aluminio o de magnesio y anticonceptivos orales que contengan estrógenos y progestágenos.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO
Aumento moderado de ASAT, ALAT y/o fosfatasa alcalina.

PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD
Los datos toxicológicos demostraron que roxitromicina no fue teratogénica en el ratón, la rata y el conejo ni tiene algún potencial mutagénico.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN




* La roxitromicina debe tomarse antes de las comidas.

** Los comprimidos de 300 mg están contraindicados en pacientes con insuficiencia hepática grave.





* La roxitromicina debe tomarse antes de las comidas.

** Los comprimidos de 300 mg están contraindicados en pacientes con insuficiencia hepática grave.

Duración del tratamiento: Depende de la indicación terapéutica, del microorganismo causal y del cuadro clínico.

Administración:

– Roxitromicina debe administrarse por vía oral, antes de las comidas, en una o dos dosis por día de acuerdo con el tipo de paciente (véanse cuadro I y II).

– Los comprimidos deben tragarse con suficiente cantidad de agua.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL
En caso de sobredosis, se recomienda lavado gástrico y tratamiento sintomático. No existe un antídoto específico.

PRESENTACIONES
Caja con 10 comprimidos de 150 mg, en envase de burbuja. Caja con 5 comprimidos de 300 mg, en envase de burbuja.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO
Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar fresco.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN
Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. Literatura exclusiva para médicos. AVENTIS PHARMA, S. A. de C. V.
Regs. Núms. 391M89, S. S. A. IV KEAR-04361204161/RM2004