TEVA PHARMACEUTICALS MÉXICO
 
Pasaje interlomas-A Núm.16, San Fernando La Herradura, 52784, Huixquilucan, Estado de México
Tel.: 5950-0200
Fax.: 5950-0203 - Lada sin costo: 800: 01-800-201-4119



ECATEN 

Tabletas

CAPTOPRIL


FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN

Cada tableta contiene:

Captopril         25 mg

Excipiente, c.b.p. 1 tableta.


INDICACIONES TERAPÉUTICAS

ECATEN® pertenece a una nueva clase de agentes antihipertensivos. El captopril es un inhibidor competitivo específico de la enzima convertidora de la angiotensina I, dicha enzima es responsable de la conversión de la angiotensina I en angiotensina II.

El captopril es efectivo en el tratamiento de la insuficiencia cardiaca.

Hipertensión: ECATEN® está indicado en el tratamiento de la hipertensión arterial. ECATEN® se puede utilizar como tratamiento inicial en pacientes con función renal normal. En pacientes que presenten disturbios de la función renal, en particular enfermedades de la colágena, el captopril se debe reservar para pacientes hipertensos que han desarrollado efectos colaterales inaceptables con otros fármacos o que no han respondido en forma satisfactoria a otros esquemas.

ECATEN® es efectivo solo o en combinación con otros agentes antihipertensivos, en particular con los diuréticos tiazídicos. Cabe mencionar que los efectos sobre la disminución de la presión sanguínea del captopril y las tiazidas son prácticamente aditivos.

Insuficiencia cardiaca: ECATEN® está indicado en el tratamiento de la insuficiencia cardiaca congestiva, en aquellos pacientes que no respondan en forma correcta a la terapia con digital y diuréticos. El efecto benéfico de ECATEN® en la insuficiencia cardiaca no requiere la utilización de digital, sin embargo, la mayoría de estudios clínicos con captopril se han realizado en pacientes que reciben tratamiento con digital y diuréticos. Por ello, en la terapia de la insuficiencia cardiaca, ECATEN® se debe sumar a esos fármacos a menos que el uso de la digital sea mal tolerado o no factible.

Infarto al miocardio: ECATEN® está indicado después del infarto al miocardio en pacientes estables con alteración sintomática y asintomática del ventrículo izquierdo, para mejorar la supervivencia, retrasar el inicio de la insuficiencia cardiaca sintomática, disminuir las hospitalizaciones por insuficiencia cardiaca y reducir los procedimientos de revascularización coronaria e infarto al miocardio recurrente.

Nefropatía diabética: ECATEN® está indicado en esta entidad. ECATEN® previene el desarrollo progresivo de la enfermedad renal y reduce las secuelas clínicas (diálisis, trasplante renal y muerte).


FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA

Aun cuando el mecanismo de acción del captopril no ha sido completamente dilucidado, los efectos de este producto en la hipertensión y en la insuficiencia cardiaca parecen ser resultado de la inhibición del sistema renina-angiotensina-aldosterona. La renina, enzima sintetizada en riñón, se libera a la circulación, en donde actúa sobre un sustrato de la globulina plasmática y produce angiotensina I, el cual es un decapéptido relativamente inactivo.

La angiotensina I es convertida por la enzima convertidora de la angiotensina (ECA) en angiotensina II, la cual es una potente sustancia vasoconstrictora endógena. La angiotensina II es asimismo una sustancia que estimula la secreción de aldosterona por la corteza suprarrenal, con lo cual se retiene sodio y líquidos.

ECATEN®, captopril, evita la conversión de angiotensina I en angiotensina II por la inhibición de la ECA, la cual es una peptidildipéptido carboxihidrolasa.

Esta inhibición ha sido demostrada tanto en personas sanas como en animales, demostrando que la elevación de la presión arterial causada por la administración exógena de la angiotensina I fue disminuida o detenida por el captopril.

Estudios en animales demostraron que el captopril no alteró las respuestas presoras de otros agentes, incluyendo a la angiotensina II y a la norepinefrina, lo que indica especificidad de acción.

La enzima convertidora de angiotensina es semejante a la bradicininasa y el captopril también puede interferir con la degradación del péptido vasopresor llamado bradicinina. Las hemoconcentraciones aumentadas de bradicinina o prostaglandina E2 podrían desempeñar una función en el efecto terapéutico del captopril.

La inhibición de la ECA origina menor concentración plasmática de angiotensina II y mayor actividad de renina plasmática, esto último es resultado de la pérdida de retroalimentación negativa sobre la liberación de renina causada por la disminución de la angiotensina II. La disminución de la angiotensina II provoca menor secreción de aldosterona y como resultado de ello pueden presentarse aumentos ligeros del potasio sérico junto con la pérdida de sodio y líquidos.

La actividad antihipertensiva se mantiene durante un mayor periodo que la inhibición demostrable de la ECA circulante. Se desconoce si la enzima convertidora de angiotensina presente en el endotelio vascular es inhibida durante mayor tiempo que la ECA hemocirculante.

Posterior a su administración oral en dosis terapéuticas, el captopril sobrelleva rápida absorción, los niveles pico se alcanzan en una hora aproximadamente. Es importante mencionar que la presencia de alimentos en tubo digestivo disminuye la absorción de captopril aproximadamente de 30 a 40%, en consecuencia, este producto deberá administrarse una hora antes de los alimentos.

La absorción mínima del captopril es del 75%. En 24 horas, aproximadamente el 95% de la dosis absorbida es eliminada en orina, el 40 ó 50% se elimina sin cambio. Los metabolitos son el disulfito de captopril y el disulfito cisteína de captopril.

El 25% del fármaco circulante se liga a proteínas plasmáticas. La vida media de eliminación es probablemente menor a tres horas. La vida media del captopril es de 2 horas aproximadamente, debiendo tomar en cuenta que en pacientes con insuficiencia renal puede haber retención del fármaco.

Cuando se administra captopril se produce disminución de la resistencia arterial periférica, en pacientes hipertensos, sin cambios en el gasto cardiaco o con aumento del mismo. Existe un incremento en el flujo sanguíneo renal posterior a la administración de captopril, permaneciendo la tasa de filtración glomerular sin cambio.

La disminución de la presión sanguínea logra su nivel máximo en 60-90 minutos posterior a la administración oral de una dosis individual de captopril. La baja de la presión arterial puede ser progresiva, de tal forma que para lograr efectos terapéuticos máximos se pueden requerir varias semanas de tratamiento. Los efectos de la disminución de la presión sanguínea del captopril y de los diuréticos tiazídicos son aditivos.

La presión sanguínea disminuye tanto de pie como en posición supina. El efecto ortostático y la taquicardia son poco frecuentes pero pueden ocurrir en pacientes con volumen sanguíneo bajo.

En pacientes con insuficiencia cardiaca se ha demostrado reducción significativa de las resistencias periféricas (vascular sistémica) y de la presión arterial (poscarga), disminución de la presión capilar pulmonar en cuña (precarga) y de las resistencia vasculares pulmonares, elevación del gasto cardiaco y aumento en el tiempo de tolerancia al ejercicio. Estos efectos hemodinámicos y clínicos se presentan desde la dosis inicial y en apariencia persisten en tanto dure el tratamiento.

Estudios realizados en gato y rata han demostrado que el captopril no atraviesa la barrera hematoencefálica en cantidad apreciable.

En el postinfarto, ECATEN® mejora la supervivencia a largo plazo y la evolución clínica debido a disminución de la dilatación progresiva del ventrículo izquierdo, atenuación del deterioro en la función ventricular izquierda e inhibición de la activación neurohumoral.


CONTRAINDICACIONES

El captopril está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad a la sal o a cualquiera de los componentes de la fórmula; asimismo, no deberá administrarse en pacientes que hayan presentado reacciones alérgicas con otros inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina.


PRECAUCIONES GENERALES

Se deberá manejar cuidadosamente a los pacientes con insuficiencia renal.

En pacientes hipertensos con enfermedad renal, particularmente aquellos con estenosis de la arteria renal severa, se ha observado el aumento de urea y creatinina sérica después de la disminución de la presión sanguínea con captopril. Por ello, puede ser prudente y necesario disminuir la dosis de captopril y/o suspender el diurético.

Se ha observado que aproximadamente 20% de pacientes desarrolan aumentos estables de urea y creatinina séricas en 20% por encima de los valores normales durante el tratamiento a largo plazo con captopril.

Menos del 5% de los pacientes en particular quienes presentan trastornos renales severos, requerirán la suspensión del tratamiento debido a incremento progresivo en la creatinina.

La mejoría dependerá del grado de la enfermedad renal subyacente.

En pacientes tratados con inhibidores de la ECA se han documentado aumentos del potasio sérico. Existen pacientes que podrían tener un riesgo mayor de desarrollar hipercaliemia y son aquellos con las siguientes entidades: insuficiencia renal, diabetes mellitus y aquellos que reciben simultáneamente diuréticos ahorradores de potasio, suplementos de potasio, sustitutos de sal que contienen potasio o medicamentos asociados a elevación del potasio sérico (por ejemplo, heparina).


RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA

Los inhibidores de la ECA cuando son utilizados durante el 2o. y 3er. trimestre de la gestación pueden provocar daño y muerte fetal. En caso de embarazo, el captopril deberá ser suspendido de inmediato, en función de que su uso puede provocar las siguientes patologías en el producto: hipotensión, hipoplasia craneal, anuria, insuficiencia renal reversible e irreversible y muerte, oligohidramnios, deformidad craneofacial, hipoplasia pulmonar, prematurez, persistencia del conducto arterioso y retraso en el crecimiento intrauterino.

En apariencia, el tratamiento con inhibidores de la ECA no causa trastornos durante el primer trimestre de la gestación, sin embargo, el médico deberá descontinuar el uso de captopril lo más pronto posible en cuanto una paciente se embarace y cambiar a otro antihipertensivo.

Muy raras veces (< 1 en cada 1,000 embarazos) no se encuentra otra alternativa para el tratamiento de la hipertensión que seguir utilizando inhibidores de la ECA. En estos casos deberá informarse que existen riesgos potenciales para el producto. Se deberán realizar estudios seriados con ultrasonido con el objeto de valorar el entorno intraamniótico.

En caso de observarse oligohidramnios el captopril deberá suspenderse, sólo se continuará administrando si se considera que puede salvar la vida de la madre, con todo, el oligohidramnios puede presentarse posteriormente, aun después de que el feto haya sufrido daño irreversible.

Los recién nacidos con antecedentes de exposición in utero a los inhibidores de la ECA deberán ser observados cuidadosamente con el objeto de detectar hipotensión, oliguria e hipercaliemia. En caso de presentarse oliguria se deberá enfatizar el apoyo a la presión arterial y a la perfusión renal. Para revertir la hipotensión se puede utilizar exanguinotransfusión o diálisis.

Lactancia: Se sabe que las concentraciones de captopril en la leche humana son aproximadamente del 1% del total encontrado en suero. En consecuencia, existe la posibilidad de que el lactante presente reacciones adversas serias, por lo tanto, se deberá tomar la decisión de suspender la lactancia o el captopril, de acuerdo con el cuadro clínico de la madre.


REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS

Las reacciones adversas que se han observado con el uso del captopril han sido raras, sin embargo, el médico deberá estar atento para el manejo de dichos efectos.

Angioedema: Esta reacción ha sido reportada en extremidades, cara, labios, mucosas, lengua, glotis, laringe. Debe recordarse que si el angioedema abarca lengua, glotis o laringe puede desencadenarse obstrucción de vías aéreas. El edema en cara, mucosas de boca, labios y el edema de las extremidades generalmente ceden con la suspensión de captopril.

Reacciones anafilactoides: Se ha observado que existe una correlación entre las reacciones de hipersensibilidad (anafilactoides) durante hemodiálisis con membranas de alto flujo en pacientes que reciben inhibidores de la ECA; ello obliga a tener especial atención en ese tipo de pacientes.

Neutropenia/agranulocitosis: En un bajo porcentaje de pacientes se ha observado neutropenia, menos de 1,000/mm3 con hipoplasia medular asociada al empleo de captopril. Cerca del 50% de los pacientes neutropénicos pueden desarrollar infecciones sistémicas o de la cavidad oral u otras como reflejo del síndrome de agranulocitosis.

El riesgo de que exista neutropenia o no, dependerá del estado clínico del paciente.

En estudios clínicos de pacientes hipertensos con función renal normal (creatinina sérica menor de 1.6 mg/dl) se observó neutropenia en un bajísimo porcentaje de pacientes (1 de cada 8,600 pacientes).

En pacientes con insuficiencia renal (creatinina sérica mayor de 1.6 mg/dl) sin enfermedad de la colágena, el riesgo de neutropenia en los estudios clínicos realizados fue de 1 en 500, aclarando que las dosis de captopril tuvieron que aumentarse en función de la insuficiencia renal.

En pacientes con enfermedades de la colágena (por ejemplo, lupus eritematoso sistémico, esclerodermia) e insuficiencia renal, la neutropenia se presentó en el 3.7% de los pacientes. En general, la neutropenia se ha detectado dentro de los 3 primeros meses después del inicio del captopril. El examen de médula ósea en pacientes con neutropenia mostró hipoplasia mieloide en forma consistente, acompañada con frecuencia de hipoplasia eritroide y disminución en el número de megacariocitos, (médula ósea hipoplásica y pancitopenia), algunas veces se observó anemia y trombocitopenia.

En general, los neutrófilos regresaron a cifras normales dos semanas después de la suspensión del captopril y las infecciones serias se limitaron a casos complejos.

Tos: Los inhibidores de la ECA pueden causar tos no productiva y persistente que desaparece en cuanto se suspende el tratamiento.

Renales: Se ha observado que 1 de cada 100 pacientes desarrollan proteinuria.

Hematológicos: Se han visto casos de anemia, trombocitopenia y pancitopenia, además de la neutropenia y agranulocitosis descritas anteriormente.

Dermatológicas: Se ha presentado rash acompañado de prurito y fiebre, artralgias y eosinofilia en 4 a 7 de cada 100 pacientes (dependiendo del estado renal y de la dosis), este cuadro se presenta, en general, en el primer mes de tratamiento, puede ser maculopapular y en raras ocasiones puede ser en forma de urticaria. El rash es leve y desaparece poco tiempo después del ajuste de la dosis. Se han observado casos de prurito sólo en el 2% de los pacientes tratados con captopril.

Un bajo porcentaje de pacientes con rash cutáneo ha presentado eosinofilia y títulos positivos de anticuerpos antinucleares. En muy raras ocasiones se han reportado lesiones penfigoides y fotosensibilidad.

Cardiovasculares: Se ha reportado hipotensión, taquicardia, dolor torácico y palpitaciones en 1 de 1,000 pacientes; angina de pecho, infarto del miocardio, insuficiencia cardiaca y síndrome de Raynaud en 0.2% de los pacientes.

Disgeusia: Un pequeño porcentaje de pacientes, 2 a 4%, puede desarrollar disminución en la percepción del gusto, la cual es reversible y autolimitada.

Generales: Astenia, ginecomastia, impotencia, visión borrosa.


INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO

La administración de diuréticos en combinación con captopril puede provocar una caída brusca de la tensión arterial, ello ocurre, por lo general, dentro de la primera hora después de recibir la dosis inicial de captopril. Esta situación puede ser manejada suspendiendo el diurético o aumentando la ingesta de sal una semana antes del comienzo del tratamiento con dosis mínimas. Otra forma de control, consiste en mantener al paciente en observación cuando menos una hora después de la toma inicial. En caso de hipotensión deberá colocarse al paciente en posición supina e instalar infusión intravenosa de solución salina isotónica.

Cabe aclarar que la respuesta hipotensora transitoria no es contraindicación para administrar captopril, el cual puede darse sin dificultad toda vez que la presión arterial aumenta posterior a la expansión de volumen.

En función de que el captopril disminuye la producción de aldosterona puede haber elevación de potasio sérico. Los diuréticos ahorradores de potasio como la espironolactona, triamtereno o amilorida, así como los suplementos de potasio se deben administrar solamente cuando exista hipocaliemia demostrada haciéndolo con precaución, debido a que se puede producir aumento significativo del potasio sérico.

Los medicamentos que tienen actividad sobre el sistema simpático, por ejemplo, agentes bloqueadores ganglionares o agentes bloqueadores neuronales adrenérgicos, deberán ser utilizados con precaución. Los bloqueadores beta-adrenérgicos dan un mayor efecto antihipertensivo al captopril, pero la respuesta no se considera aditiva.

Los fármacos antihipertensivos liberadores de renina pueden aumentar el efecto de captopril. Por ejemplo, los diuréticos activan al sistema renina-angiotensina-aldosterona. La nitroglicerina y otros fármacos vasodilatadores se suspenderán antes del tratamiento con captopril debido a que se desconoce si existen efectos secundarios importantes con esta combinación.

Los inhibidores de la síntesis de prostaglandinas endógenas, como la indometacina, pueden disminuir el efecto antihipertensivo del captopril. Se ha observado que otros antiinflamatorios no esteroides, por ejemplo, ácido acetilsalicílico, pueden tener este efecto.

Existen reportes acerca del aumento en la hemoconcentración de litio en pacientes que están en tratamiento concomitante con inhibidores de la ECA, por ello es necesario el monitoreo estrecho de los niveles de litio sérico. Si se utiliza un diurético, también puede aumentar la toxicidad del litio.


ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO

Con el uso de captopril se han detectado los siguientes cambios en pruebas de laboratorio:

Hipercaliemia: Se han observado discretas elevaciones del potasio sérico, en especial en pacientes con función renal alterada.

Hiponatremia: En pacientes que reciben diuréticos o en aquellos que sobrellevan dieta baja en sodio.

Nitrógeno ureico/creatinina: En pacientes con depleción de volumen o de sodio, o en aquellos con hipertensión renovascular. Cuando existe disminución súbita de la presión arterial muy elevada o de evolución larga, ello puede causar disminución de la filtración glomerular y a su vez provocar elevación del nitrógeno ureico o de la creatinina sérica.

Hematológicos: Se han reportado anticuerpos antinucleares positivios.

Pruebas de función hepática: El captopril puede generar prueba falsa-positiva para cetonas en orina.

Asimismo, se han reportado elevaciones de transaminasas, fosfatasa alcalina y bilirrubina sérica.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD

Los estudios de carcinogénesis realizados en ratas y ratones con dosis de 50 a 1,350 mg/kg/día en un lapso de 2 años no demostraron efecto carcinogénico. En estudios realizados en conejos administrando captopril a dosis entre 0.8 y 70 veces la dosis máxima recomendada en humanos, se observaron malformaciones craneofaciales en baja incidencia. En ratas y hámsters preñadas no se presentaron efectos teratogénicos con dosis 150 veces (hámster) y 625 veces (ratas) la dosis máxima recomendada para humanos.

Con el uso de captopril no se demostraron efectos mutagénicos ni efecto alguno sobre la fertilidad.


DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN

Oral.

Es importante mencionar que la dosis de captopril deberá individualizarse.

Hipertensión: Inicialmente, ECATEN® se administra a dosis de 50 mg cada 24 horas, pudiendo dividirse en dos tomas iguales. Posterior a 2 semanas con esta dosificación, si no existe baja significativa de la tensión arterial, se podrá agregar dosis moderada de un diurético de asa, por ejemplo, piretanida, pudiendo ajustar dicha dosificación a intervalos semanales.

En casos de hipertensión severa la dosis de ECATEN® puede aumentarse progresivamente, y administrarse cada 8 horas.

En general, la dosis de ECATEN® para el tratamiento de los trastornos hipertensivos no excede de 150 mg/día.

Si la suspensión temporal del tratamiento antihipertensivo no es práctica, por ejemplo, en casos de hipertensión maligna o cuando es imperativo llevar la presión arterial a valores normales, se deberá continuar con diurético e iniciar el tratamiento con ECATEN® a dosis de 25 mg cada 8-12 horas vigilando al paciente estrechamente.

Pueden utilizarse fármacos betabloqueadores concomitantemente con ECATEN® pero sus efectos no son aditivos.

Insuficiencia cardiaca: Para el inicio del tratamiento se requiere tomar en consideración si el paciente ha sido sometido a terapia con diuréticos recientemente. Se deberá ajustar la dosis en pacientes con presión arterial normal o baja que se han tratado en forma enérgica con diuréticos y que pueden ser hiponatrémicos y/o hipovolémicos. La dosis recomendada es de 6.25 a 12.5 mg 2 ó 3 veces al día, ajustando en días posteriores hasta llegar a la dosis óptima.

La mayoría de los pacientes responden adecuadamente con dosis de 25 mg dos o tres veces al día. Si se llega a la dosis de 50 mg cada 8 a 12 horas y es necesario aumentar la dosis, deberá esperarse al menos dos semanas para valorar si existe respuesta adecuada.

La mayor parte de los pacientes estudiados presentan mejoría clínica con dosis de 150 mg/día. La dosificación máxima no debe ser mayor de 450 mg/día. ECATEN® se combina para el tratamiento de la insuficiencia cardiaca con digital y diurético. Es importante mencionar que el tratamiento con captopril se debe iniciar con estrecha vigilancia médica.

Infarto al miocardio: Se inicia el tratamiento con 6.25 mg, aumentando hasta 37.5 mg/día fraccionados en varias dosis de acuerdo con la respuesta clínica del paciente y en función de la tolerancia se aumentará a 75 mg/día hasta llegar a la dosis final de 150 mg/día fraccionados en varias tomas, este esquema se manejará durante varias semanas.

Durante el tratamiento pudiera presentarse hipotensión por lo que el médico deberá estar alerta ante esa posibilidad y reducir la administración de captopril. ECATEN® se puede utilizar conjuntamente con betabloqueadores, ácido acetilsalicílico y trombolíticos.

Nefropatía diabética: Para el tratamiento de esta entidad, la dosis recomendada es de 75 a 100 mg/día dividiendo la dosis cada 6 a 8 horas. En caso de requerirse mayor reducción en la presión arterial se podrá combinar el captopril con diuréticos, betabloqueadores, vasodilatadores y agentes de acción central.

Uso de ECATEN® en insuficiencia renal: En pacientes con trastornos de la función renal la tasa de excreción se reduce debido a que la eliminación del fármaco es por vía renal. Este tipo de pacientes utiliza más tiempo para lograr niveles estables de captopril, siendo más elevados. En consecuencia, puede existir respuesta adecuada con dosis mas bajas y menos frecuentes.

Por estas razones, el inicio del tratamiento con captopril en pacientes con insuficiencia renal debe ser con dosis bajas e ir ajustando en forma lenta, asimismo, en aquellos pacientes con necesidad de tratamiento concomitante con diuréticos, es preferible que se utilicen los de asa (furosemida) que los tiacídicos.

Uso pediátrico: No se ha establecido la seguridad y eficacia del captopril en niños.


MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL

En caso de sobredosificación, la manifestación más común es la hipotensión, la cual deberá corregirse mediante expansión de volumen con solución salina isotónica intravenosa. En adultos, el captopril puede ser extraído de la circulación mediante hemodiálisis.


PRESENTACIONES

Caja con 120 tabletas de 25 mg; y caja con 30 tabletas de 25 mg en envase de burbuja.


RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO

Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco. Consérvese el frasco bien tapado.


LEYENDAS DE PROTECCIÓN

Literatura exclusiva para médicos. No se deje al alcance de los niños. Su venta requiere receta médica.

IVAX PHARMACEUTICALS MÉXICO,
S. A. de C. V.

Reg. Núm. 392M89, SSA IV

FEAR-106763/RM2002