LIOMONT, S.A. DE C.V., LABORATORIOS
 
Adolfo López Mateos Núm. 68, Deleg. Cuajimalpa, 05000, México, D.F.
Tel.: 5814-1200
Fax: 5812-1074

 



FLAGENASE 400 

Cápsulas
Suspensión

DIYODOHIDROXIQUINOLEÍNA
METRONIDAZOL


FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN

Cada CÁPSULA contiene:

Metronidazol........................................... 400 mg

Diyodohidroxiquinoleína...................... 200 mg

Cada 100 ml de SUSPENSIÓN contienen:

Benzoilmetronidazol equivalente a ......... 2.5 g
de metronidazol

Diyodohidroxiquinoleína............................ 2.0 g


INDICACIONES TERAPÉUTICAS
Amebicida, indicado en el tratamiento de la amebiasis intra y extraintestinal. Asocia diyo­dohidroxi­quinoleína, amebicida luminal (elimina trofo­zoitos y quistes), con metronidazol, amebicida intra y ex­tra­­intestinal, con efecto sobre trofozoitos. Absceso hepá­tico amebiano.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA
Me­tro­nidazol se absorbe rápido por vía oral y no se afecta en forma significativa por la administración concomitante de alimentos. La biodisponibilidad oral es de 100%; el volumen de distribución es » 40 l (0.65 l/kg) en adultos y en recién nacidos de 0.54-0.81 l/kg. Se distribuye a saliva, bilis, líquido seminal, líquido cefalorra­quídeo, leche materna, hueso, hígado y abscesos hepáticos, pulmón y secreciones vaginales. Cruza la barrera placen­taria y es excretado por la leche materna. Su unión a proteínas es baja < 20%; su biotransformación es hepática y se metaboliza sobre todo por oxidación de la cadena lateral y conjugación con ácido glucurónico a 2-hidrometilación (también activo) y otros metabolitos.

En adultos: Su vida media de eliminación con función hepática normal es de 11 horas (promedio de 6 a 14 horas). En daño hepático por alcohol: 18 horas (promedio de 10 a 29 horas).

En neonatos: 28-30 semanas de edad gestacional, aproximadamente 75 horas; 32-35 semanas de edad gestacional, aproximadamente 35 horas; 36-40 semanas de edad gestacional, aproximadamente 25 horas.

Eliminación renal de 60 a 80%; de esta cantidad~ 6-18% se excreta por la orina sin cambio. La depuración renal es de aproximadamente 10 ml/minuto/1.73 m2. Por vía fecal se elimina del 6 al 15% y hay metabolitos inactivos en heces. Por hemodiálisis, el metronidazol y sus metabolitos son rápidamente removidos (su vida media es corta, de aproximadamente 2.6 horas). En cambio, el metronidazol no es removido en forma significativa por la diálisis peritoneal.

Diyodohi­droxiquinoleína se absorbe poco a través del tracto gas­trointestinal y se recupera poco en orina < 10% de lo ingerido en forma de glucurónidos y sulfatos. Es excretado por heces.

El metronidazol es antibacteriano y antiprotozoario. Es activo contra la mayoría de las bacterias anaerobias y pro­to­zoarios; provoca una reacción química reductiva in­tra­ce­lu­lar, por mecanismos únicos del metabolismo anaerobio. El metronidazol reducido es un citotóxico de vida corta que interacciona con el DNA, lo que causa pérdida de la estructura helicoidal y ruptura de los puentes de la molécula, dando como resultado inhibición de la síntesis del ácido nucleico y muerte celular. Diyodohi­dro­xi­quinoleína es un amebicida de acción selectiva sobre Entamoeba hystolitica tanto en su forma activa (trofozoito) como sobre su forma quística.


CONTRAINDICACIONES
Hipersensibilidad a metro­nidazol. No se administre con alcohol, anticoagulantes cumarínicos o disulfiram. Enfermedad orgánica del SNC. Antecedente de discrasias sanguíneas. Hipersensibilidad a cualquier 8-hidroxiquinoleína o preparados que contengan yodo. Daño hepático previo.

PRECAUCIONES GENERALES

Metronidazol: Puede inducir agravamiento neurológico en pacientes con patología activa del SNC debido a su potencial neurotóxico. Metronidazol se metaboliza lentamente con acumulación del mismo y de sus metabolitos como resultado de enfermedad hepática avanzada, en cuyo caso se usarán dosis menores a las indicadas. En pacientes con candidiasis previa o conocida pueden agravarse los sín­tomas durante la terapia con metronidazol y se requerirá de tratamiento específico. Pacientes bajo terapia con metronidazol deberán evitar la ingesta de bebidas alcohólicas por lo menos tres días post-tratamiento, debido al efecto tipo disulfiram. Si se administra metronidazol por tiempo prolongado, se recomienda hacer pruebas hematológicas en forma regular, en especial cuenta leucocitaria, así como vigilancia estrecha debido al riesgo de reacciones adversas como: neuropatía central o periférica, parestesia, ataxia, vértigo o convulsiones.

Se recomienda seguimiento estrecho de pacientes con encefalopatía hepática. Advertir que me­tro­nidazol puede oscurecer la orina. Metronidazol puede causar confusión, vértigo, alucinaciones, convulsiones y tras­tornos visuales transitorios, por lo que se deberá evitar conducir vehícu­los u operar maquinaria.

Diyodohidroxiquinoleína: En pacientes con enfermedad tiroidea, puede interferir con determinaciones de proteínas ligadas al yodo por más de seis meses. Debido a la toxicidad óptica y neurológica, evitar su uso prolongado en pacientes con trastornos neurológicos.


RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA
Metronidazol: no administrarse durante el embarazo y la lactancia.

Si es necesaria su administración, se reinstalará la lactancia 24-48 horas postsuspensión del tratamiento.

La seguridad de diyodohidroxiquinoleína no se ha establecido en el embarazo y lactancia.


REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS

Metronidazol: Trastornos gastrointestinales (gastritis, náuseas, vómito, disgeusia, boca seca y sabor metálico), cefalea y erupción cutánea transitorios. Rara vez, a dosis elevadas: lengua saburral, vértigo, depresión, insomnio, somnolencia, disuria y oscurecimiento de la orina; neuropatía periférica (dolor, parestesias, calambres o cansancio de manos o pies) con dosis altas y uso prolongado. También se ha reportado toxicidad sobre el SNC: ataxia, movimientos tónico-clónicos, encefalopatía, tremor y cambios en el estado de ánimo; manifestaciones de hipersensibilidad: urticaria, pápulas y prurito; leucopenia: fiebre y lesiones orales; pancreatitis: dolor abdominal y lumbar, anorexia, náusea y vómito. Todos estos síntomas desaparecen de inmediato al terminar el tratamiento.

Diyodohidroxiquinoleína: Se ha reportado furuncu­losis, yodotoxicodermia, escalofrío, fiebre, dermatitis, irritación anal, malestar abdominal transitorio y diarrea, cefalea, bocio y caída del cabello, neuritis óptica, atrofia óptica, neuropatía periférica y neuropatía mieloóptica subaguda (SMON) en pacientes tratados con dosis altas de hidroxiquinoleína.


INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO
El uso concomitante de metronidazol con war­farina inhibe el metabolismo de ésta y puede ocasionar sangrados. La coadministración con disulfiram puede producir psicosis aguda o estado confusional. Con etanol se observan palpitaciones, taquicardia, náuseas y vómito.

Los barbitúricos inducen falla terapéutica por acortar la vida media de metronidazol; en cuyo caso se in­cremen­tará la dosis inicial de metronidazol.

El uso simultáneo de cimetidina puede disminuir el metabolismo hepático de metronidazol, lo que retarda su eliminación, aumenta su concentración sérica y su toxicidad potencial.

Fenobarbital, al inducir enzimas microsomales hepáticas, aumenta la biotransformación de metronidazol, lo que disminuye su vida media.

Metroni­dazol inhibe la depuración de difenilhidantoína, aumentando la concentración sérica de ésta.

Diyodohidroxi­quinoleína: no hay reportes hasta la ­fecha.


ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO

Metronidazol: Interfiere con la determinación sérica: TGP, TGO, DHL, (por lo tanto puede dar falsos resultados de estas enzimas).

Diyodohidroxiquinoleína: Pueden elevarse los niveles séricos de yodo proteico.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD
Se ha demostrado que metronidazol es carcinogénico en ratones y ratas, y que es mutagénico en bacterias y hongos; sin embargo, estos hallazgos no se han confirmado en humanos.

Diyodohidroxiquinoleína: no hay estudios adecuados y bien controlados.


DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN
Oral.

Niños mayores de 10 años y adultos: Una cápsula cada 8 horas por 10 días, de preferencia después de los alimentos.

Dosis media: 1.2 g/día de metronidazol.

Dosis máxima: 2 g/día de metronidazol en casos graves o amebiasis complicada.

Niños de 1 a 9 años: La dosis se calculará a razón de 40 mg de metronidazol y diyodohidroxiquinoleína por kg de peso/día. Distribuida en 3 tomas al día por 10 días.

Dosis media: 125 a 250 mg (1 a 2 cucharaditas cada 8 horas).

Dosis máxima: 1.25 g/día en 3 tomas. Una cucharadita de 5 ml es = a 125 mg de metronidazol y a 100 mg de diyodohidroxiquinoleína.


MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL
No hay un antídoto específico tanto para el metronidazol como para la diyodohidroxiquinoleína. La administración de diyodohidroxi­quinoleína en dosis > a 2 g/día por periodos largos, se puede asociar con riesgos significativamente mayores de producir efectos tóxicos. El tratamiento de la sobredosis con metronidazol y diyodo­hidro­xiquinoleína debe ser sintomático, con medidas de apoyo generales y lavado gástrico.

PRESENTACIONES

Cápsulas: Caja con 30 cápsulas.
Suspensión: Frasco con 120 ml.


RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO
Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C, en lugar fresco y seco. Su envase debe estar bien cerrado. Protéjase de la luz.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN

Literatura exclusiva para médicos.
No se deje al alcance de los niños.
Su venta requiere receta médica.
No se administre durante el embarazo y la lactancia.
No se administre simultáneamente
con bebidas alcohólicas.

Hecho en México por:

LABORATORIOS LIOMONT, S. A. de C. V.

Ética Farmacéutica desde 1938
Regs. Núms. 70176 y 75910, SSA
Núm. de entrada: 04310105743