SANDOZ, S.A. DE C.V.
 
Augusto Rodín Núm. 128, Col. San Juan Mixcoac, Delegación Benito Juárez, 09708, México D.F.
Tel.: 5482-3400



IBAX 

Cápsulas

OMEPRAZOL


FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN

Cada CÁPSULA contiene:

Omeprazol sódico equivalente a      20 mg
de omeprazol

Excipiente, c.b.p. 1 cápsula.


INDICACIONES TERAPÉUTICAS

IBAX® está indicado para el tratamiento a corto y largo plazo de los signos y síntomas relacionados con los trastornos acidopépticos como:

  Dispepsia acidopéptica y prevención de síntomas dispépticos, como pirosis (agruras) y dolor epigástrico.

  Enfermedad por reflujo gastroesofágico sintomático.

  Esofagitis por reflujo en niños de 20 kg de peso y en adultos.

  Curación y prevención de gastritis medicamentosa y/o erosiones asociadas con AINEs.

  Erradicación (en asociación con antibióticos) de Helico­bacter pylori en gastritis y enfermedad ulcerosa ­péptica.

  Úlcera duodenal.

  Úlcera gástrica.

  Síndrome de Zollinger-Ellison.

  Profilaxis de la neumonía por aspiración (síndrome de Mendelson), en pacientes que durante anestesia general se considere haya riesgo de aspiración del contenido gástrico.


FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA

Propiedades farmacocinéticas:

Absorción y distribución: La absorción de IBAX® se lleva a cabo en el intestino delgado durante un lapso de tres a seis horas. La biodisponibilidad sistémica de IBAX® es aproximadamente de 35% en una dosis única. Después de la administración repetida una vez al día, la biodisponibilidad se incrementa cerca de 60%. El volumen aparente de distribución en sujetos sanos es aproximadamente de 0.3 l/kg y también en pacientes con insuficiencia renal se observa un valor similar. En ancianos y pacientes con insuficiencia hepática, el volumen de distribución está ligeramente disminuido. La ingestión concomitante con alimentos no tiene influencia sobre la biodisponibilidad. La unión de IBAX® a las proteínas plasmáticas es de 95%, aproximadamente.

Metabolismo y excreción: La vida media de IBAX® es generalmente menor a una hora (40 minutos) y no hay cambios durante el tratamiento a largo plazo. IBAX® se metaboliza por completo a través del sistema citocromo P-450 (CYP) principalmente en el hígado. La mayor parte de su metabolismo depende de la isoforma específica CYP2C19 (hidroxilasa de la S-mefenitoína), responsable de la formación de hidroxi-omeprazol, el principal metabolito en plasma. No se ha encontrado ningún metabolito
que tenga algún efecto sobre la secreción gástrica de ácido. Casi 80% de una dosis oral se excreta como metabolito en la orina, y el resto se excreta por la vía biliar en las heces.

La biodisponibilidad sistémica y la eliminación de IBAX® permanecen sin cambios en pacientes con disminución en la función renal. La vida media de eliminación aumenta en pacientes con deterioro en la función hepática, pero no se ha demostrado efecto acumulativo de omeprazol con la dosificación oral diaria.

Niños: La información disponible en niños (un año y mayores) sugiere que la farmacocinética, dentro de las dosis recomendadas, es similar a la reportada en ­adultos.

Propiedades farmacodinámicas: Omeprazol es una mezcla racémica de dos enantiómeros activos de sal sódica. La disolución de omeprazol sódico se lleva a cabo en el intestino delgado, disociándose en iones de omeprazol y sodio. Omeprazol reduce la secreción de ácido gástrico a través de un mecanismo de acción altamente selectivo. Es un inhibidor específico de la bomba de ácido en la célula parietal. Su rápido inicio de acción permite con una dosis diaria, un control reversible de la secreción de ácido gástrico.

Sitio y mecanismo de acción: Omeprazol es una base débil que se concentra y convierte en su forma activa en el medio ambiente altamente ácido de los canalículos secretores de la célula parietal, en donde inhibe a la enzima H+/K+ATPasa, la bomba de ácido. Este efecto sobre el paso final del proceso de ­formación de ácido gástrico es dosis dependiente y proporciona una ­inhibición altamente eficaz de la secreción de ­ácido tanto basal como estimulada, sin depender del estímulo. Todos los efectos farmacodinámicos que se observan se explican por la acción de IBAX® sobre la secreción de ácido.

Efecto sobre la secreción de ácido gástrico: Una dosis de IBAX® por vía oral al día proporciona una rápida y eficaz inhibición de la secreción del ácido durante el día y la noche, logrando su máximo efecto dentro de los primeros cuatro días de tratamiento. Con una dosis oral de IBAX® de 20 mg, se mantiene una disminución promedio de al menos 80% de la acidez intragástrica en un periodo de 24 horas, con una disminución promedio de la producción pico de ácido después de estimulación con pentagastrina de aproximadamente 70% después de 24 horas de la administración de la dosis antes mencionada. La dosis oral de omeprazol, 20 mg, mantiene un pH intragástrico de ³ 3 por un tiempo promedio de 17 horas del periodo de 24 horas en los pacientes con úlcera duodenal. En pacientes con enfermedad por reflujo gastroeso­fágico, el tratamiento con IBAX® a dosis-respuesta disminuye o normaliza la exposición del esófago al contenido del estómago, debido a la disminución de la secreción de ácido gástrico. La inhibición de la secreción gástrica de ácido se relaciona con el tiempo área bajo la curva (ABC) de la concentración plasmática de omeprazol y no con la concentración plasmática real en un tiempo determinado.

No se ha observado efecto de taquifilaxis durante el tratamiento con omeprazol.

Efecto sobre Helicobacter pylori: Helicobacter pylori está asociado con la enfermedad acidopéptica, incluyendo la enfermedad ulcerosa duodenal y gástrica, en los que 95 y 70% de los pacientes están infectados con esta bacteria. Helicobacter pylori es el factor principal en el desarrollo de la gastritis. Helicobacter pylori, junto con
el ácido gástrico, son los factores principales en el desarrollo de la enfermedad péptica ulcerosa. Se ha encontrado que
Helicobacter pylori tiene un papel muy importante en el desarrollo de carcinoma gástrico.

IBAX® tiene un efecto bactericida in vitro. La erradicación de Helicobacter pylori con omeprazol y agentes antimicrobianos está asociada a un rápido alivio de síntomas, altas tasas de curación en todas las lesiones mucosas y remisiones a largo plazo de la enfermedad péptica ulcerosa, por lo tanto, reduce las complicaciones como sangrado gastrointestinal y la necesidad de un tratamiento antisecretorio prolongado.

Efectos relacionados con la inhibición de ácido: Durante los tratamientos a largo plazo se han reportado con cierta frecuencia quistes glandulares gástricos. Estos cambios son una consecuencia fisiológica de la profunda inhibición de la secreción de ácido; son benignos y parecen ser reversibles. La disminución de ácido debido a cualquier situación, incluyendo los inhibidores de la bomba de protones, incrementa el conteo gástrico de bacterias normalmente presente en el tracto gastrointestinal. El tratamiento con medicamentos que reducen la secreción ácida puede producir un incremento leve de las infecciones gastrointestinales como Salmonella y Campylobacter.


CONTRAINDICACIONES

Hipersensibilidad a los componentes de la fórmula.


PRECAUCIONES GENERALES

En presencia de cualquier síntoma de alarma (por ejemplo, pérdida no intencionada y significativa de peso, vómito recurrente, disfagia, hematemesis o melena) y en caso de sospecha o presencia de úlcera gástrica, se deberá excluir malignidad, ya que el tratamiento puede aliviar los síntomas y retrasar el diagnóstico.

Efectos en la habilidad para conducir u operar maquinaria: Con IBAX® no hay probabilidades de que se afecte la capacidad de manejar u operar ­maquinaria.


RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA

Omeprazol puede administrarse durante el embarazo. Los resultados de tres estudios epidemiológicos prospectivos no mostraron efectos adversos de omeprazol en el embarazo o en la salud del feto/neonato. Omeprazol es excretado en la leche materna, pero no parece influenciar al niño cuando se utilizan dosis terapéuticas.


REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS

Ome­prazol es bien tolerado y la mayor parte de las reacciones adversas son leves y reversibles. Se han informado las si-
guientes reacciones adversas durante el manejo de rutina de pacientes y en algunos estudios clínicos sin que la relación con el tratamiento en muchos casos haya sido establecida.

Se utilizan las siguientes definiciones de frecuencia: común: (³ 1/100), poco común (³ 1/1,000 y < 1/100), raro (< 1/1,000).

Sistema nervioso central y periférico: Común: cefalea. Poco común: mareo, parestesia, somnolencia, insomnio y vértigo. Raro: confusión mental reversible, agitación, agresión, depresión y alucinaciones (predominantemente en pacientes muy graves).

Gastrointestinal: Común: diarrea, constipación, dolor abdominal, náusea/vómito y flatulencia. Raro: boca seca, estomatitis y candidiasis ­gas­­trointestinal.

Hepático: Poco común: incremento de enzimas hepáticas. Raro: encefalopatía en pacientes con insuficiencia hepática severa preexistente, hepatitis con o sin ictericia, insuficiencia hepática.

Piel: Poco común: eritema y/o prurito, urticaria. Raro: fotosensibilidad, eritema multiforme, síndrome de ­Stevens-Johnson, necrólisis epidérmica tóxica y alopecia.

Endocrino: Raro: ginecomastia.

Hematológico: Raro: leucopenia, trombocitopenia, agranulocitosis y pancitopenia.

Musculosquelético: Raro: artralgia, fatiga muscular y mialgia.

Otros: Poco común: malestar.

Raro: reacciones de hipersensibilidad, angioedema, fiebre, broncospasmo, nefritis intersticial y choque anafiláctico, sudación incrementada, edema periférico, visión borrosa, alteraciones del gusto e hiponatremia.


INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO

La absorción de algunos fármacos puede alterarse por la disminución de la acidez intragástrica. Por lo tanto, es de esperarse que la absorción de ketoconazol e itraconazol disminuya durante el tratamiento con IBAX®, al igual que con otros inhibidores de la secreción gástrica o antiácidos. Debido a que IBAX® se metaboliza en el hígado a través del citocromo P-450 2C19 (CYP2C19), prolonga el tiempo de eliminación de diazepam, warfarina (R-warfarina) y fenitoína. Se recomienda el monitoreo de los pacientes en ­tratamiento con warfarina y fenitoína, y puede ser necesario disminuir la dosis de las mismas; sin embargo, el ­tratamiento concomitante con omeprazol 20 mg diariamente, no cambia la concentración en sangre de fenitoína en pacientes bajo tratamiento continuo con este fármaco. Asimismo, el empleo concomitante de omeprazol 20 mg al día, no cambia los tiempos de coagulación en pacien­tes bajo tratamiento continuo con warfarina. Las concentraciones plasmáticas de omeprazol y ­claritromicina aumentan durante su administración concomitante.
No existe interacción con metronidazol o amoxicilina, antibióticos utilizados conjuntamente para la erradicación de
Helicobacter pylori.

Los resultados de una serie de estudios sobre la inter-acción de omeprazol con otros medicamentos indican que dosis repetidas de 20 mg de omeprazol, no tienen influencia sobre otras importantes isoformas de CYP, demostrado por la ausencia de interacciones meta­bólicas con sustratos para CYP1A2 (cafeína, fenacetina, teofilina); CYP2C9 (S-warfarina, piroxicam, diclofenaco, naproxe­-no); CYP2D6 (metoprolol, propranolol); CYP2E1 (etanol), y CYP3A (ciclosporina, lidocaína, quinidina, estradiol, eritromicina, budesonida).


ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO

No se ha demostrado que omeprazol ejerza ningún efecto clínico significativo sobre las variables de laboratorio.

Algunos estudios informan incrementos aislados de ASAT, ALAT y fosfatasa alcalina.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD

Las biopsias de la mucosa gástrica tomadas a intervalos regulares han revelado que con IBAX®, al igual que con los antagonistas H2, hay un ligero incremento de la densidad de las células seudoenterocromafines, sin cambios patológicos significativos.

Esta hiperplasia es totalmente reversible, aun después de varios años de tratamiento con IBAX®. No hay ­evidencias de que IBAX® tenga potencial ­muta­génico.

Todas las pruebas estándar, incluyendo exámenes microbiológicos y de cultivo tisular in vitro y las pruebas in vivo en el ratón, han sido negativos para mutage­nicidad.

Los estudios de reproducción realizados en ratas y conejos no mostraron ningún efecto teratogénico ni signos de toxicidad fetal.


DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN

Se recomienda administrar IBAX® por la mañana y deglutirlo con medio vaso con agua. Los gránulos con capa entérica de la cápsula no deben ser molidos o masticados.

Dispepsia ácido-péptica: Para el alivio de los síntomas en pacientes con dolor/molestia en epigastrio (indigestión ácida), con o sin pirosis (agruras) se recomienda 1 cápsula (20 mg) una vez al día. Si no se logra el control de los síntomas a las cuatro semanas de tratamiento, se recomienda profundizar en el ­diagnóstico.

Enfermedad por reflujo gastroesofágico sintomático: Los pacientes pueden responder adecua­damente con 1 cápsula (20 mg) y se obtiene rápida resolución de pirosis (agruras) y dolor epigástrico (indigestión ácida), y en casos particulares se deberá considerar ajustar la dosis. Si no se logra el control de los síntomas a las cuatro semanas de tratamiento, se recomienda profundizar en el diagnóstico.

Curación y prevención de gastritis medicamentosa y/o erosiones asociadas con AINEs: En pacientes con gastritis por medicamentos o AINEs, así como en úlceras y/o erosiones asociadas a los mismos, se recomienda tomar 1 cápsula (20 mg) diario, obteniendo una rápida resolución de los síntomas con curación aproximadamente a las cuatro semanas de tratamiento. En aquellos pacientes que no presentaron cicatrización de las lesiones, generalmente se curan con un periodo de cuatro semanas adicionales de tratamiento. Para la prevención de recaídas de gastritis o lesiones gastroduodenales por medicamentos y/o AINEs, se recomienda 1 cápsula diaria.

Úlcera duodenal: En pacientes con úlcera duodenal refractaria a otros tratamientos, tomar 2 cápsulas una vez al día durante cuatro semanas logra la cicatrización en la mayoría de los casos. Para la prevención de recaídas en úlcera duodenal, la dosis recomendada es de 1 cápsula (20 mg) una vez al día, y en caso de ser necesario, la dosis se puede aumentar a 2 cápsulas (40 mg) una vez al día.

Úlcera gástrica: En pacientes con úlcera gástrica benigna refractaria a otros tratamientos, tomar 2 cápsulas (40 mg) una vez al día durante ocho semanas logra la cicatrización en la mayoría de los casos. Para la prevención de recaídas en la úlcera gástrica, la dosis recomendada es de 1 cápsula (20 mg) una vez al día y en caso de ser necesario, la dosis puede aumentarse a 2 cápsulas (40 mg) una vez al día.

Erradicación de Helicobacter pylori:

Opciones de terapia triple: IBAX® 20 mg (1 cápsula) + 1 g de amoxicilina + 500 mg de claritromicina, dos veces al día durante una semana.

IBAX® 20 mg (1 cápsula) + 250 mg de claritromicina + 400 mg de metronidazol (o 500 mg de tinidazol), dos veces al día durante una semana.

IBAX® 40 mg (2 cápsulas) una vez al día + 500 mg de amoxicilina tres veces al día + 400 mg de metronidazol tres veces al día, durante una semana.

Opciones de terapia doble: IBAX®, 40-80 mg al día (2-4 cápsulas) + 1.5 g de amoxicilina (500 mg tres veces al día) durante dos semanas.

IBAX® 40 mg (2 cápsulas) una vez al día + 500 mg de claritromicina (tres veces al día) durante dos semanas.

Cada uno de los esquemas puede repetirse si un mes después del tratamiento el paciente resulta positivo a la infección por Helicobacter pylori.

Esofagitis por reflujo: En caso de esofagitis por reflujo severa se administran 40 mg (2 cápsulas) una vez al día, lográndose la cicatrización en ocho semanas.

Para el manejo a largo plazo de pacientes con esofagitis por reflujo cicatrizada, la dosis recomendada es 1 cápsula (20 mg) una vez al día de omeprazol. En caso de ser necesario, la dosis se puede incrementar a 40 mg (2 cápsulas) una vez al día.

Síndrome de Zollinger-Ellison: La dosis inicial recomendada es de 60 mg (3 cápsulas) de omeprazol una vez al día; se debe ajustar individualmente y continuarse el tratamiento mientras esté indicado clínicamente.

La mayoría de los pacientes se controlan con dosis de 20 a 120 mg de omeprazol diarios. Si la dosis sobrepasa los 80 mg diarios, ésta deberá dividirse y administrarse en dos tomas al día.

Profilaxis de aspiración de ácido: La noche previa a la cirugía, 40 mg (2 cápsulas) y antes de la intervención 40 mg (2 cápsulas).

Insuficiencia renal: No se requiere ajustar la dosis en pacientes con insuficiencia renal.

Insuficiencia hepática: Debido a que en pacientes con insuficiencia hepática la biodisponibilidad y vida media plasmática de omeprazol se elevan, pueden ser suficientes dosis de 10 a 20 mg al día.

Ancianos: No se requiere ajustar la dosis en pacientes ancianos.

Si es necesario, la dosis se puede incrementar a 20 y 40 mg, respectivamente.

Si no se logra el control de los síntomas con omeprazol, se recomienda profundizar en el diagnóstico.


MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL

Se ha informado de raros casos que recibieron sobredosis de omeprazol. La literatura ha descrito casos en los que se han administrado dosis mayores de 560 mg y ocasionalmente se han reportado dosis de hasta 2,400 mg de omeprazol (120 veces la dosis comúnmente recomendada en clínica).

Se ha observado náusea, vómito, mareo, dolor abdominal, diarrea y cefalea en pacientes que han recibido sobredosis de omeprazol. También se ha informado de casos aislados de apatía, depresión y confusión. Los síntomas descritos en asociación con sobredosis de omeprazol han sido transitorios. Con dosis aumentadas, la velocidad de eliminación ha permanecido sin cambios (cinética de primer orden) y no se ha requerido tratamiento específico alguno.


PRESENTACIONES

Caja con frasco con 7, 14 y 28 cápsulas de 20 mg.


RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO

Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.


LEYENDAS DE PROTECCIÓN

No se deje al alcance de los niños. Su venta requiere receta médica. Literatura exclusiva para médicos. El empleo de este medicamento durante el embarazo queda bajo la responsabilidad del médico.

Hecho en México por:

SANDOZ, S. A. de C. V.

a Novartis Company

Reg. Núm. 113M96, SSA IV

LEAR-06330022100015/RM2006