JANSSEN-CILAG, S.A. DE C.V.
Oficinas: 
Canoa Núm. 79, Col. Tizapán Deleg. Alvaro Obregón, 01090, México, D.F., Apartado Postal Núm. 20-759
Tels.: 5327-2400
Fax.: 5327-2444

Planta: 
Carr. Federal México-Puebla Km. 81.5, 74116 Huejotzingo, Pue.
.



IMODIUM 

Grageas

LOPERAMIDA


FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN

Cada GRAGEA contiene:

Clorhidrato de loperamida
equivalente a    2 mg
de loperamida

Excipiente, c.b.p. 1 gragea.


INDICACIONES TERAPÉUTICAS

IMODIUM® está indicado para el control sintomático de la diarrea aguda y crónica. En pacientes con ileostomía se puede usar para disminuir el número y volumen de las evacuaciones y para aumentar su consistencia.


FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA

Farmacocinética: IMODIUM® se absorbe fácilmente en el intestino, pero a nivel hepático se metaboliza casi completamente, conjugándose y excretándose por vía biliar.

La vida media de IMODIUM® en el hombre es de alrededor de 11 horas con un rango de 9 a 14 horas. Estudios de distribución en ratas, muestran una alta afinidad por la pared intestinal con una preferencia de unión a los receptores de la capa longitudinal muscular. La eliminación ocurre principalmente por la N-dimetilación oxidativa, que es la ruta metabólica principal del ingrediente activo de IMODIUM®. La excreción del ingrediente activo de IMODIUM® y sus metabolitos ocurre principalmente a través de las heces.

Farmacodinamia: IMODIUM® se une al receptor opiáceo en la pared intestinal, inhibiendo la liberación de acetilcolina y prostaglandinas, disminuyendo la peristalsis, incrementando el tiempo de tránsito intestinal. IMODIUM® incrementa el tono del esfínter anal, reduciendo la urgencia e incontinencia.

Debido a su alta afinidad por la pared intestinal y su alto metabolismo de primer paso, IMODIUM® difícilmente penetra en la circulación sistémica.


CONTRAINDICACIONES

IMODIUM® está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad al clorhidrato de loperamida o a cualquiera de los otros excipientes.

IMODIUM® no deberá ser usado como tratamiento primario: En pacientes con disentería aguda, la cual se caracteriza por la presencia de sangre en las heces y fiebre alta, en pacientes con colitis ulcerativa aguda, en pacientes con enterocolitis bacterial causada por organismos invasivos incluyendo Salmonella, Shigella y Campylobacter así como en pacientes con colitis seudomembranosa, asociada con antibióticos de amplio espectro.

En general, IMODIUM® no deberá administrarse cuando se deba evitar la inhibición de la peristalsis, debido al posible riesgo de secuelas significativas incluyendo íleo, megacolon y toxicidad del megacolon. IMODIUM® deberá descontinuarse inmediatamente cuando se desarrollen constipación, distención abdominal o subíleo.

El tratamiento de la diarrea con IMODIUM® sólo es sintomático. Siempre que se determine una etiología subyacente, un tratamiento específico debe darse cuando se considere apropiado (o cuando sea indicado).


PRECAUCIONES GENERALES

En pacientes con diarrea (severa), puede ocurrir pérdida de fluidos y electrólitos. En esos casos, la medida más importante a seguir será la administración de una terapia de reemplazo adecuada de fluidos y electrólitos. Si no se observa un mejoramiento clínico dentro de las 48 horas posteriores, la administración de IMODIUM® deberá suspenderse y el paciente deberá consultar con su médico. Los pacientes con tratamiento para SIDA, con IMODIUM® para la diarrea deberán detener la terapia al primer síntoma de distención abdominal. Hay reportes aislados de toxicidad de megacolon en pacientes con SIDA con infecciones de colitis tanto de bacterias patógenas como de virus tratados con clorhidrato de loperamida.

Aunque no están disponibles datos de farmacocinética en pacientes con insuficiencia hepática, IMODIUM® deberá usarse con precaución en ese tipo de pacientes debido a una reducción del primer paso del metabolismo. Los pacientes con disfunción hepática deberán monitorearse muy de cerca para los signos de toxicidad de SNC. IMODIUM® deberá usarse bajo supervisión médica en pacientes con disfunción hepática severa.

Debido a que la mayor parte del ingrediente activo de IMODIUM® es metabolizado y los metabolitos o el fármaco inalterado es excretado en las heces, no se requiere ajustar la dosis en pacientes con disfunción renal.


RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA

No se use durante el embarazo y la lactancia.

Embarazo: Aunque, no hay evidencia de que IMODIUM® posea propiedades embriotóxicas o teratogénicas, al igual que otros medicamentos, deberá evitarse su uso durante el embarazo especialmente durante el primer trimestre al menos que esté clínicamente justificado.

Lactancia: Fueron detectadas pequeñas cantidades del fármaco en la leche de una madre lactante, por lo que su uso en estos casos no es recomendado.


REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS

Datos clínicos: Los eventos adversos informados independientemente de la valoración de causalidad de los investigadores son los siguientes:

Eventos adversos en pacientes con diarrea aguda y crónica: En la siguiente tabla se presentan los efectos adversos con una incidencia de 1% o mayor que se reportaron en al menos un paciente tanto con IMODIUM® como con placebo.

 




 

Diarrea aguda: Los eventos adversos que se presentaron con una incidencia del 1.0% o más, siendo más frecuentes en los pacientes del grupo placebo que en el grupo de pacientes con IMODIUM® fueron: resequedad de boca, flatulencia, cólicos y calambres abdominales.

Diarrea crónica: Los efectos adversos que se presentaron con una incidencia del 1.0% o más, siendo más frecuentes en los pacientes del grupo placebo que en el grupo de pacientes con IMODIUM®, los cuales fueron: dolor de cabeza, náusea, vómitos, meteorismo, dolor abdominal, cólicos y calambres abdominales.

Efectos adversos de 76 estudios controlados y no controlados en pacientes con diarrea aguda y crónica: Los efectos adversos con una incidencia del 1.0% o más en pacientes de todos los estudios se muestran en la siguiente tabla.

 




 

Experiencia post-comercialización: Se han reportado las siguientes reacciones adversas dentro de cada órgano/sistema y se clasificaron de acuerdo a su frecuencia, usando la siguiente convención:

Muy común (> 1/10).

Común (> 1/100, < 1/10)

Poco común (> 1/1,000, < 1/100)

Raro (> 1/10,000, < 1/1,000)

Muy raro (< 1/10,000), incluyendo reportes aislados.

La frecuencia proporcionada es un reflejo de la cantidad de reportes de eventos adversos espontáneos y no representa la verdadera incidencia o frecuencia como la observada en los estudios clínicos o epidemiológicos.

Piel y anexos:

Muy raro: erupción, urticaria y prurito. De forma aislada puede ocurrir angioedema y erupción bullosa incluyendo síndrome de Stevens-Johnson, eritema multiforme y necrólisis epidérmica tóxica.

Cuerpo en general: Pueden ocurrir reacciones alérgicas de forma aislada y en algunos casos reacciones de hipersensibilidad severa incluyendo choque anafiláctico y reacciones anafilactoides.

Alteraciones del sistema gastrointestinal:

Muy raro: dolor abdominal, íleo, distensión abdominal, náusea, constipación, vómitos, megacolon incluyendo megacolon tóxico, flatulencia y dispepsia.

Sistema genitourinario: Existen reportes aislados de retención urinaria.

Psiquiátrico:

Muy raro: somnolencia.

Sistema nervioso central y periférico:

Muy raro: vértigo.

Un número de eventos adversos reportados durante las investigaciones clínicas y en la experiencia post-comercialización con IMODIUM® son síntomas frecuentes de síndrome de diarrea subyacente (dolor/malestar abdominal, náusea, vómitos, resequedad de boca, fatiga, somnolencia, vértigo, constipación y flatulencia). Estos síntomas son a menudo difíciles de distinguir de los efectos indeseables del fármaco.

Efectos en la habilidad para uso y manejo de maquinaria: El cansancio, vértigo o adormecimiento pueden ocurrir durante los síndromes de diarrea cuando son tratados con IMODIUM®. Sin embargo, es aconsejable usarlo con cautela cuando se conduce un automóvil u opera maquinaria.

 


INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO

Datos no clínicos han demostrado que el ingrediente activo de IMODIUM® es sustrato de p-glicoproteína. La administración concomitante con quinidina o ritonavir (16 mg en una sola dosis) puede resultar en un incremento de 2 a 3 veces en los niveles plasmáticos, debido a que ambos son inhibidores de la p-glicoproteína. La relevancia clínica de la interacción farmacocinética con inhibidores de la p-glicoproteína, cuando se administra IMODIUM® en dosis recomendadas (2 a 8 mg como dosis máxima), es desconocida.


ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO

Ninguna conocida.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD

Estudios de toxicidad con loperamida de 12 meses en el perro y 18 meses en la rata no mostraron ningún otro efecto tóxico más que una pequeña reducción en el aumento de peso y el consumo de comida de dosis diaria de 5 mg/kg/día (30 veces como Nivel Máximo de Uso Humano (NMUH)) y de 40 mg/kg/día (240 veces NMUH) respectivamente. Los niveles de efecto no tóxicos en estos estudios fueron 1.25 mg/kg/día (8 veces NMUH) y 10 mg/kg/día (60 veces NMUH) en perros y ratas respectivamente. Los resultados in vivo e in vitro de los estudios realizados indicaron que el ingrediente activo de IMODIUM® no es genotóxico. No hubo potencial carcinogénico. En estudios de reproducción las dosis muy altas (40 mg/kg/día-240 veces NMUH) de loperamida dañaron la fertilidad y la supervivencia fetal en asociación con la toxicidad maternal en ratas. Las dosis mas bajas no presentaron efectos en el embarazo o en la salud fetal y no afectaron el desarrollo peri y post-natal.


DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN

Oral.

Adultos y niños mayores de 12 años:

Diarrea aguda: La dosis inicial es de 2 tabletas (4 mg) y 1 tableta (2 mg) para niños; seguidas de una tableta (2 mg) después de cada evacuación.

Diarrea crónica: La dosis inicial es de 2 tabletas (4 mg) por día para los adultos y 1 tableta (2 mg) por día para los niños: esta dosis inicial debe ser ajustada hasta obtener sólo de 1 a 2 evacuaciones por día, lo cual usualmente se alcanza con una dosis de mantenimiento de 1 a 6 tabletas (2-12 mg) por día.

Mayores de edad: No requieren ajuste de dosis.

Falla renal: No se requiere ajustar la dosis en caso de insuficiencia renal.

Falla hepática: Aunque no existen datos farmacocinéticos disponibles en pacientes con insuficiencia hepática, IMODIUM® se debe utilizar con precaución en estos pacientes porque tienen una disminución del metabolismo de primer paso.


MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL

Síntomas: En caso de sobredosificación (incluyendo una relativa sobredosis debida a disfunción hepática) puede presentarse depresión del sistema nervioso central (estupor, coordinación anormal, somnolencia, miosis, hipertonía muscular, depresión respiratoria), retención urinaria y parálisis del íleo. Los niños pueden ser más sensibles a los efectos del SNC que los adultos.

Tratamiento: Si los síntomas de sobredosis ocurren, deberá administrarse naloxona como antídoto. Ya que la duración de acción de IMODIUM® es más prolongada que la de naloxona (1 a 3 horas) podrá repetirse el tratamiento. Por lo tanto, el paciente deberá ser vigilado cuidadosamente cuando menos durante 48 horas a fin de detectar posible depresión del SNC.


PRESENTACIONES

Caja con 2, 4 y 12 grageas de 2 mg en envase de burbuja.

Cartera con 2 grageas de 2 mg en envase de burbuja.


RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO

Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.


LEYENDAS DE PROTECCIÓN

Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. No se use en el embarazo y la lactancia. No se administre a niños menores de 12 años.

JANSSEN CILAG, S. A. de C. V.

Investiga, Descubre y Desarrolla

Reg. Núm. 83335, SSA IV

AEAR-07350122780002/RM2008