RANBAXY DE MEXICO, S.A. DE C.V.
 
Av. Paseo de las Palmas Núm. 239-103, Col. Lomas de Chapultepec, 11000, México, D.F.
Tels: (52-55) 5202-5329; 5202-4710; 01-800 55-22-626
www.ranbaxy.com



RAN-LEVO 

Tabletas recubiertas

LEVOFLOXACINO


FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN
Cada tableta recubierta contiene:

Levofloxacino hemihidratado
equivalente a levofloxacino ..................... 250 y 500 mg

Excipiente, c.b.p. 1 tableta.


INDICACIONES TERAPÉUTICAS
El levofloxacino tabletas está indicado para el tratamiento de adultos (³ 18 años de edad) con infecciones leves, moderadas y severas causadas por microorganismos susceptibles a levofloxacino.

– Sinusitis maxilar aguda.

– Exacerbación bacteriana aguda de la bronquitis crónica.

– Neumonía adquirida en la comunidad.

– Infecciones no complicadas de la piel y tejido blando (de leves a moderadas).

– Infecciones complicadas de las vías urinarias (leves a moderadas).

– Pielonefritis aguda (leve a moderada).

– Infecciones no complicadas de las vías urinarias (leves a moderadas).

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA
El levofloxacino es un agente bactericida sintético de amplio es­pectro. Es una carboxiquinolona fluorada quiral y el (-)-(S)-enantiómero puro de la sustancia farmacéuti­ca racémica ofloxacino. Químicamente se designa como (-)-(S)-9-fluoro-2,3-dihidro-3-metil-10-(4-metil-1-piperazinil)-­7-oxo-7H-pirido[1,2,3-de]-1,4-benzoxazina-6-ácido carboxílico hemihidrato. La fórmula empírica del levofloxacino es C18H20FN3O4•½H2O y su peso molecular es 370.38.

Farmacología:

Mecanismo de acción: El levofloxacino a menudo es bactericida a concentraciones iguales o ligeramente mayores que las concentraciones inhibitorias. El mecanismo de acción del levofloxacino y otras fluoroquinolonas bactericidas involucra la inhibición del DNA girasa (topoisomerasa II bacteriana), una enzima necesaria para la replicación, transcripción, reparación y recombinación del DNA.

Farmacocinética: El levofloxacino se absorbe rápida y esencialmente por completo después de la administración oral. Las concentraciones plasmáticas pico generalmente se alcanzan una o dos horas después de la administración oral. La biodisponibilidad absoluta de una dosis oral de 500 mg de levofloxacino es aproximadamente de 99%. La farmacocinética de levofloxa­cino es lineal y predecible después de regímenes de dosis orales únicas o múltiples. El levofloxacino se puede administrar con o sin alimentos.

El levofloxacino se distribuye extensamente a los ­tejidos corporales. La penetración de levofloxacino al fluido de blister es rápida y exhaustiva. El levofloxacino también penetra bien en los tejidos de los pulmones. Las concentraciones en el tejido pulmonar generalmente son de 2 a 5 veces más altas que las concentraciones plasmáticas. In vitro, después de un rango clínicamente relevante (de 1 a 10 µg/ml) de concentraciones séricas/plasmáticas del levofloxacino, éste se une en un porcen­taje aproximado del 24 al 38% a las proteínas séricas en todas las especies estudiadas.

El levofloxacino experimenta un metabolismo limitado en humanos y principalmente se excreta como medica­mento sin cambio en la orina. Después de la administración oral, aproximadamente el 87% de una dosis administrada se recupera como medicamento sin cambio en la orina en 48 horas, mientras que menos del 4% de la dosis se recupera en las heces en 72 horas. Menos del 5% de una dosis administrada se recupera en la orina como los metabolitos desmetil y N-óxido, los únicos metabolitos identificados en humanos.

Estos metabolitos tienen poca actividad farmacológica relevante. El promedio de la vida media de eliminación plasmática terminal del levofloxacino va de aproxi­madamente 6 a 8 horas después de la administración de dosis únicas o múltiples de levofloxacino. El perfil de concentración plasmática de levofloxacino después de la administración intravenosa es similar y comparable en grado de exposición (ABC) al observado para el levofloxacino oral cuando se administran dosis iguales (mg/mg). En consecuencia, las vías de administración oral e intravenosa se pueden considerar intercam­biables.

Poblaciones especiales:

Insuficiencia renal: La depuración de levofloxacino se reduce y la vida media de eliminación plasmática se prolonga en los pacientes con deterioro de la función renal (depuración de creatinina, CLCR £ 80 ml/min), siendo necesario ajustar la dosis en esos pacientes para evitar la acumulación. Ni la hemodiálisis ni la diálisis peritoneal ambulatoria continua (DPCA) son eficaces para eliminar el levofloxacino del cuerpo, lo cual indica que no son necesarias dosis suplementarias de levofloxacino después de la hemodiálisis o DPCA.

Insuficiencia hepática: Debido al metabolismo reducido del levofloxacino, no es de esperarse que el deterioro hepático tenga influencia sobre la farmacocinética del levofloxacino.

Espectro bactericida: El levofloxacino tiene actividad in vitro contra una amplia variedad de microorganismos gramnegativos y grampositivos. El levofloxacino a menudo es bactericida a concentraciones iguales a o li­-ge­ramente mayores que las concentraciones inhibi­torias.

Aunque se ha observado resistencia cruzada entre levofloxacino y algunas otras fluoroquinolonas, algunos microorganismos resistentes a otras fluoroquinolonas pueden ser susceptibles al levofloxacino. El levofloxacino ha demostrado tener actividad contra la mayoría de las cepas de los siguientes microorganismos en infecciones in vitro e infecciones clínicas:

Microorganismos grampositivos aerobios: Enterococcus faecalis (muchas cepas son sólo moderadamente susceptibles), Staphylococcus aureus (cepas susceptibles a la meticilina), Staphylococcus saprophyticus, Streptococcus pneumoniae (incluyendo cepas resistentes a la penicilina), Streptococcus pyogenes.

Microorganismos gramnegativos aerobios: Enterobacter cloacae, Legionella pneumophila, Escherichia coli, Moraxella catarrhalis, Haemophilus influenzae, ­Proteus mirabilis, Haemophilus parainfluenzae, Pseudomonas aeruginosa, Klebsiella pneumoniae.

Otros microorganismos: Chlamydia pneumoniae, Mycoplasma pneumoniae. Están disponibles los siguientes datos in vitro, pero se desconoce su significancia clínica.

El levofloxacino exhibe concentraciones mínimas inhibitorias in vitro (valores CMI) de 2 µg/ml o menos contra la mayoría de las cepas (90%) de los siguientes microorganismos; sin embargo, la seguridad y efectividad de levofloxacino en el tratamiento de infecciones clínicas ocasionadas por estos microorganismos no se ha establecido en estudios adecuados y bien controlados.

Microorganismos grampositivos aerobios: Staphylococcus epidermidis, Streptococcus (Grupo G) (cepas susceptibles a la meticilina), Streptococcus agalactiae, Streptococcus (Grupo C/F), estreptococos del grupo Viridans.

Microorganismos gramnegativos aerobios: Acinetobacter baumanii, Klebsiella oxytoca, Acinetobacter calcoaceticus, Morganella morganii, Acinetobacter Iwofii, Pantoea (Enterobacter) agglomerans, Bordetella pertussis, Proteus vulgaris, Citrobacter (diversus) koseri, Providencia rettgeri, Citrobacter freunii, Providencia stuartii, Enterobacter aerogenes, Pseudomonas fluorescens, Enterobacter sakazakii, Serratia marcescens.

Microorganismos grampositivos anaerobios: Clostridium perfringens.

Estudios clínicos: Se han evaluado pacientes adultos internos y externos con diagnóstico de neumonía bacteriana adquirida en la comunidad en dos estudios clínicos esenciales. El primero de los estudios fue prospectivo, multicéntrico, aleatorio y sin ciego, y comparó levofloxacino 500 mg una vez al día por vía oral o intravenosa durante 7 a 14 días, contra ceftriaxona 1-2 gramos por vía intravenosa una vez al día o en dosis divididas por igual dos veces al día, seguidas de acetil cefuroxima 500 mg oralmente dos veces al día, durante un total de 7 a 14 días.

A los pacientes asignados al tratamiento con el régimen de control se les permitió recibir eritromicina (o doxiciclina en caso de no tolerar la eritromicina) en caso de haber sospecha de o haberse comprobado una infección por patógenos atípicos. Se llevaron a cabo evaluaciones clínicas y microbiológicas durante el tratamiento, de 5 a 7 días después de la terapia, y de 3 a 4 semanas después de la terapia. El éxito clínico (cura más mejoría) con levofloxacino a los 5 a 7 días después de la terapia, que fue la variable de la eficacia primaria en este estudio, fue superior (95%) al del grupo de control (83%).

El segundo estudio fue prospectivo, multicéntrico y no comparativo, y en él los pacientes recibieron 500 mg de levofloxacino administrados por vía oral o intravenosa una vez al día durante 7 a 14 días. El éxito clínico para los pacientes clínicamente evaluables fue del 93%. En ambos estudios, los índices de éxito clínico en los pacientes con neumonía atípica debida a Chlamydia pneumoniae, Mycoplasma pneumoniae y Legionella pneumophila fueron de 96%, 96% y 70%, respectivamente.





Se iniciaron estudios adicionales para evaluar la utilidad de levofloxacino en la neumonía adquirida en la comunidad causada por Streptococcus pneumoniae, con interés particular en las cepas resistentes a la penicilina (valor de la CMI para la penicilina ³ 2 µg/ml). Además de los estudios previamente reseñados, se evaluaron pacientes internos y externos con neumonía adquirida en la comunidad, de leve a severa, en seis estudios clínicos adicionales; esto es, un estudio doble ciego, dos estudios aleatorios abiertos, y tres estudios no comparativos abiertos.

El índice del éxito clínico (cura o mejoría) entre los pacientes tratados con levofloxacino con S. pneumoniae fue del 98%. En estos 8 estudios, todos los pacientes evaluables, tratados con levofloxacino con neumonía adquirida en la comunidad por Streptococcus pneumoniae resistente a la penicilina alcanzaron el éxito clínico (cura o mejoría).

CONTRAINDICACIONES
El levofloxacino tabletas está contraindicado en las personas con antecedentes de hipersensibilidad al levofloxacino, a agentes antimicrobianos de quinolona o a cualquier otro componente de este producto.

PRECAUCIONES GENERALES
Generales: Aunque levofloxacino es más soluble que otras quinolonas, se debe mantener una hidratación adecuada de los pacientes que reciben levofloxacino para evitar la formación de una orina altamente concentrada. Aunque son muy raros los casos de fotosensibilidad con levofloxacino, se recomienda que los pacientes no se expongan innecesariamente a la luz solar intensa o a rayos ultravioleta artificiales (por ejemplo, lámparas solares, solarium) a fin de evitar la fotosensibilidad.

Algunas quinolonas se han asociado con prolongación del intervalo QT en el electrocardiograma y con casos poco frecuentes de arritmia. Se han reportado casos ex­tremadamente raros de Torsades de pointes en los pacientes que toman levofloxacino. Estos reportes generalmente involucraron a pacientes que tenían otras condiciones médicas concurrentes y la relación con levofloxacino no se ha establecido todavía. Entre los medicamentos que se sabe causan prolongación del in­ter­valo QT, el riesgo de arritmias se puede reducir al evitar el uso en presencia de hipocaliemia, bradicardia significativa o tratamiento concurrente con agentes antiarrítmicos de la clase I o de clase III.

Advertencias: Se han reportado convulsiones y psi­cosis tóxicas en los pacientes que recibieron quinolonas, incluido el levofloxacino. Las quinolonas también pueden causar un aumento de la presión intercraneal y estimulación del sistema nervioso central. Estas reacciones pueden ocurrir después de la primera dosis. Si estas reacciones se presentan en los pacientes que reciben levofloxacino, el medicamento se debe suspender e instituirse las medidas adecuadas.

Como sucede con otras quinolonas, levofloxacino debe usarse con precaución en los pacientes con sospecha o confirmación de un desorden del sistema nervioso central que pueda predisponer una crisis convulsiva o disminuir el umbral de la crisis convulsiva (por ejemplo, arteriosclerosis cerebral severa, epilepsia) o en presencia de otros factores de riesgo que puedan propiciar una crisis convulsiva o disminuir el umbral de la crisis convulsiva (por ejemplo, una terapia con medicamento, disfunción renal). (Véase Interacciones medicamentosas y de otro género).

Se han reportado hipersensibilidad fatal seria y ocasional y/o reacciones anafilácticas en los pacientes que reciben terapia con quinolonas, incluido el levofloxacino. Estas reacciones a menudo ocurren después de la primera dosis. El levofloxacino debe suspenderse inmediatamente al primer síntoma de rash cutáneo o cualquier otro signo de hipersensibilidad. Las reacciones de hipersensibilidad agudas y serias pueden requerir trata­miento con epinefrina y otras medidas de resuci­tación, incluyendo oxígeno, fluidos intravenosos, antihistaminas, corticosteroides, aminas presoras y manejo de las vías respiratorias, según lo dicte la condición clínica.

Se ha reportado colitis pseudomembranosa con casi todos los agentes bactericidas, incluido el levofloxacino, y ésta puede ir en severidad de leve hasta poner en peligro la vida del paciente. En consecuencia, es importante considerar este diagnóstico en los pacientes que presentan diarrea después de la administración de cualquier agente bactericida. Si hay sospecha de colitis pseudomembranosa, levofloxacino se debe interrumpir de inmediato e instituirse sin demora en los pacientes las medidas de apoyo ± la terapia específica correspondiente (por ejemplo, vancomicina). Los productos que inhiben la peristalsis están contraindicados en esta situación clínica.

Se han reportado rupturas de hombro, mano o tendones de Aquiles que requirieron reparación quirúrgica o resultaron en discapacidad prolongada en los pacientes que han recibido quinolonas, incluido el levofloxacino. El levofloxacino se debe suspender si el paciente experimenta dolor, inflamación o ruptura de un tendón. Los pacientes deben descansar y abstenerse de hacer ejercicio hasta que el diagnóstico de tendinits o ruptura de tendón se haya desechado por completo. Puede ocurrir ruptura del tendón durante o después de la terapia con quinolonas, incluido el levofloxacino.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA
Embarazo: El levofloxacino debe usarse durante el embarazo sólo si el beneficio posible justifica el riesgo potencial para el feto.

Lactancia: No se ha medido el levofloxacino en la leche humana. Con base en los datos de ofloxacino, es de esperarse que levofloxacino se excrete en la leche humana. Debido al potencial de que levofloxacino ocasione reacciones adversas serias en los lactantes, se debe tomar la decisión de suspender la lactancia o suspender el medicamento, tomando en cuenta la importancia del medicamento para la madre.

Pacientes pediátricos: No se ha establecido la seguridad y efectividad de levofloxacino en niños y adolescentes menores de 18 años

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS
El levofloxacino generalmente es bien tolerado. Los efectos secundarios reportados comúnmente pueden incluir náuseas, diarrea y elevaciones de las enzimas hepáticas (por ejemplo, ALAT/ASAT). Con menor frecuencia se han reportado prurito, rash, anorexia, vómito, dolor abdominal, dispepsia, cefalea, mareo/vértigo, somnolencia, insomnio, aumento en la bilirrubina, aumento de la creatinina sérica, eosinofilia, leucopenia, astenia, sobrecrecimiento fúngico y proliferación de otros microorganismos resistentes.

Los efectos secundarios que rara vez pueden ocurrir inclu­yen urticaria, broncoespasmo/disnea, diarrea sanguinolenta que en muy raras ocasiones puede ser indicativa de enterocolitis, incluyendo colitis seudomem­branosa, parestesia, temblor, ansiedad, agitación, confusión, convulsiones, taquicardia, hipotensión, artralgia, mialgia, trastornos de los tendones, incluyendo tendinitis (por ejemplo, el tendón de Aquiles), neutropenia, trombocitopenia.

En muy raras situaciones se ha observado angioedema, choque anafiláctico, fotosensibilidad, hipoglucemia (particularmente en los pacientes diabéticos), hipoestesia, trastornos visuales y auditivos, trastornos del gusto y olfato, alucinaciones, debilidad muscular, reacciones hepáticas (como hepatitis), insuficiencia renal aguda (por ejemplo, debida a nefritis intersticial), agranulocitosis, neumonitis alérgica y fiebre. También se han reportado casos aislados de erupciones bulosas severas, por ejemplo síndrome de Stevens-Johnson, choque tóxico, necrólisis epidérmica (síndrome de Lyell) y eritema exudativo multiforme, rabdomiólisis, anemia hemolítica y pancitopenia.


INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO
Antiácidos, sucralfato, cationes de metal, multivitamínicos: Aunque la quelación por cationes divalentes es menos marcada que con otras quinolonas, la administración concurrente de levofloxacino con antiácidos que contienen magnesio o aluminio, así como sucralfato, cationes de metal como hierro y preparaciones multivitamínicas con cinc puede interferir con la absorción gastrointestinal del levofloxacino, dando por resultado niveles sistémicos considerablemente menores que los deseados. Estos agentes se deben tomar por lo menos dos horas antes o dos horas después de la administración de levofloxacino.

Teofilina, fenbufen o medicamentos antiinflamatorios no esteroides similares: No se encontraron interacciones farmacocinéticas de levofloxacino con la teofilina en un estudio clínico. Sin embargo, puede ocurrir una disminución pronunciada del umbral de crisis convulsivas cuando se administran quinolonas concurrentemente con teofilina, medicamentos antiinflamatorios no esteroides u otros agentes que disminuyen el umbral de crisis convulsivas. Las concentraciones de levofloxacino son aproximadamente 13% más altas en presencia de fenbufen que cuando se administra solo.

Carbonato de calcio, digoxina, ranitidina, warfarina: La farmacocinética de levofloxacino no se ve afectada en grado clínicamente relevante cuando se administra con cualquiera de estos medicamentos.

Probenecid y cimetidina: La administración de probenecid o cimetidina no afectó significativamente el grado y velocidad de absorción de levofloxacino en un estudio clínico en que participaron voluntarios sanos.

Agentes antidiabétlcos: Se han reportado trastornos de la glucosa sanguínea, incluyendo hiperglucemia e hipoglucemia, en los pacientes tratados concomitantemente con quinolonas y un agente antidiabético. En consecuencia, se recomienda monitorear cuidadosamente la glucosa sanguínea cuando se coadministran estos agentes.


ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO
Se ha reportado aumento en las pruebas de coagulación (TP/INR), lo cual puede ser grave en pacientes tratados con levofloxacino en combinación con antagonistas de la vitamina K (por ejemplo, warfarina). También puede presentarse aumento de enzimas hepáticas (ALAT/ASAT), bilirrubina y creatinina sérica.

PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD
En un estudio de carcinogenicidad a largo plazo en ratas, levofloxacino no exhibió potencial carcinogénico o tumorígeno después de la administración diaria en la dieta durante 2 años; la dosis más alta fue 2 ó 10 veces la dosis recomendada en humanos, con base en el área de superficie o peso corporal, respectivamente.

El levofloxacino no fue mutagénico en los siguientes ensayos: Ensayo de mutación bacteriana de Ames (Salmonella typhimurium y Escherichia coli), el ensayo de mutación hacia adelante de CHO/HGPRT, la prueba en micronúcleos de ratón, la prueba letal ­dominante en ratón, el ensayo de síntesis de DNA no programada en rata, y el ensayo de intercambio de ­cromátides hermanas en ratón arrojó resultados positivos en los ensayos in vitro de aberración cromosómica (línea celular CHL) e intercambio de cromátides hermanas (línea celular CHL/IU).

El levofloxacino no ocasionó deterioro de la fertilidad o el comportamiento reproductivo en ratas a dosis orales hasta de 360 mg/kg/día (2,124 mg/m2), mismas que corresponden a 3.0 ó 18 veces la dosis máxima recomendada en humanos, con base en el área de superficie o peso corporal, respectivamente, y dosis intravenosas hasta de 100 mg/kg/día (590 mg/m2), correspondientes a 1.0 ó 5 veces la dosis máxima recomendada en humanos con base en el área de superficie o peso corporal, respectivamente.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN
La dosis usual de levofloxacino es 500 mg por vía oral cada 24 horas, como se describe en la tabla de abajo.

Estas recomendaciones son válidas para los pacientes con función renal normal (esto es, depuración de creatinina, CLCR > 80 ml/min). Véase Pacientes con deterioro de la función renal.

El levofloxacino tabletas se puede tomar durante las comidas o entre las comidas.

Las dosis ­orales se deben administrar por lo menos dos horas antes o dos horas después de los antiácídos que contengan magnesio o aluminio, así como sucralfato, cationes de ­metal como hierro y preparaciones multivitamínicas con zinc.








MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL
En caso de una sobredosis aguda, se debe vaciar el estómago.

El paciente se debe poner en observación y deberá mantenerse una hidratación adecuada.

El levofloxacino no se elimina eficientemente por hemodiálisis o diálisis peritoneal.


PRESENTACIONES
Caja con 3, 7, 10 y 14 tabletas de 250 mg.

Caja con 3, 7, 10 y 14 tabletas de 500 mg.


RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO
Consérvese a temperatura ambiente a no más de 25°C y en lugar seco. Protéjase de la luz.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN
Literatura exclusiva para médicos.
Su venta requiere receta médica.
No se deje al alcance de los niños.
No se administre durante el embarazo, la lactancia ni a menores de 18 años.

Hecho en India por:

Ranbaxy Laboratories Limited

Para mayor información:

RANBAXY MÉXICO, S. A. de C. V.

Reg. Núm. 453M2005, SSA

IEAR-05330060100958/R2005