LABORATORIO MÉDICO QUÍMICO BIOLÓGICO, S.A. DE C.V.
 
Reforama Núm. 9 , Col. Atlántida , Del. Coyoacán, 04370, México, D. F.
Tels.: 5549-1054, 5336-9153 - 5336-9185, 5544-8889



REGAD 

Grageas

PANTOPRAZOL


FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN

Cada gragea contiene:

Pantoprazol      20 y 40 mg

Excipiente, c.b.p. 1 gragea.


INDICACIONES TERAPÉUTICAS
Antiulceroso.

REGAD® (pantoprazol) es un inhibidor de la bomba gástrica de protones, indicado para el tratamiento de la esofagitis erosiva asociada a enfermedad por reflujo gastroesofágico (grados I, II, III y IV Savary/Millar), úlceras gástricas y duodenales, incluyendo las producidas por Helicobacter pylori, síndrome de Zollinger-Ellison y de las úlceras inducidas por los antiinflamatorios no esteroideos.

Hernia hiatal, manifestaciones extraesofágicas del reflujo gastroesofágico, padecimientos y lesiones refractarias a los antagonistas H2 , mantenimiento de la úlcera péptica, Helicobacter pylori (-) refractaria, gastropatías por AINEs. Pirosis, regurgitación ácida, dolor a la deglución, gastritis y duodenitis aguda y crónica, gastritis erosiva, gastritis medicamentosa.


FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA
El pantoprazol suprime la secreción gástrica de ácido inhibiendo la bomba (H+, K+)-ATPasa dependiente. El pantoprazol forma enlaces covalentes en dos sitios diferentes de la membrana de las células secretoras. De esta unión resulta un efecto antisecretor que persiste por más de 24 horas, lo que permite una sola administración al día. Cuando se administra por vía oral o intravenosa, el pantoprazol inhibe la secreción gástrica de ácido basal o estimulada, aumentando el pH gástrico. Cuando se administra en dosis repetidas de 40 mg, el pantoprazol inhibe 85% la secreción gástrica de ácido al alcanzarse la situación de equilibrio (steady-state). Al discontinuar el tratamiento, se recupera la secreción ácida sin un efecto de rebote. Aunque el pantoprazol tiene un efecto inhibidor in vitro frente a Helicobacter pylori, las concentraciones mínimas inhibitorias son demasiado elevadas como para tener una significación clínica. El tratamiento con pantoprazol sólo no es suficiente para erradicar el Helicobacter pylori siendo necesario un tratamiento con los antibióticos apropiados como claritromicina, amoxicilina y metronidazol.

Como ocurre con otros inhibidores de la bomba de protones, la administración crónica de pantoprazol puede ocasionar hipergastrinemia. Aunque la hipersecreción de gastrina ha sido asociada con la inducción de tumores gástricos en la rata, los estudios a largo plazo en el hombre no sugiere que este efecto sea extrapolable.

Al ser el pantoprazol ácido-lábil, se administra en forma de grageas entéricas, que atraviesan el estómago sin disgregarse. Después de la administración de pantoprazol, las máximas concentraciones en plasma se observan a las 2 horas, siendo su biodisponibilidad del orden de 77%. Una pequeña cantidad del fármaco experimenta una biotransformación hepática de primer paso. La absorción intestinal del pantoprazol es retrasada pero no reducida por la comida. El fármaco se une en 99% a las proteínas del plasma, es particular a la albúmina, siendo su volumen aparente de distribución de aproximadamente de 11.0-23.6 L, sobre todo en fluidos extracelulares.

El pantoprazol es extensamente metabolizado en el hígado por el sistema de desmetilación CYP2C19, siendo posteriormente conjugado a sulfato. El sistema enzimático de oxidación CYP3A4, sólo interviene de forma minoritaria. Después de la administración oral o intravenosa de pantoprazol la semivida terminal de eliminación es de aproximadamente 1 hora, aunque algunos pacientes metabolizadores deficientes (por ejemplo los japoneses en los que el sistema CYP2C19 es menos eficaz) puede mostrar semividas de eliminación de entre 3.5 y 10 horas. Sin embargo, no se ha observado acumulación en estos pacientes después de un tratamiento con la dosis de 40 mg/día. Aproximadamente 71% de la dosis se excreta por la vía renal, en forma de metabolitos, mientras que 18% que es eliminada por vía biliar.

Las concentraciones plasmáticas de pantoprazol aumentan en la tercera edad y en los pacientes con disfunción hepática, pero no se modifican con el género ni con la disfunción renal. En los pacientes con disfunción hepática moderada, la Cmáx aumenta 50%, la semivida de eliminación aumenta a 7-9 horas, y el área bajo la curva (AUC) aumenta entre 5 y 7 veces en comparación con los pacientes normales. En estos pacientes después de dosis repetidas se observa una acumulación de 21%. El pantoprazol no es eliminado por hemodiálisis. Aunque el metabolismo y la eliminación se altera en los pacientes que tienen daño hepático, la Cmáx sólo se eleva marginalmente, indicando que no es necesario ajustar la dosis de pantoprazol para administrarlo a este tipo de pacientes. En los ancianos, la farmacocinética del pantoprazol es similar a la de los jóvenes.

El pantoprazol tiene una afinidad menor que el omeprazol o el lansoprazol para el sistema enzimático del citocromo P-450 (CYP) y no parece inducir la actividad de éste. En voluntarios sanos y a las dosis terapéuticas, el pantoprazol no muestra una actividad clínicamente relevante con la fenazona (antipirina), el diazepam, la digoxina, la teofilina, la carbamazepina, el diclofenaco, el fenprocumon, la fenitoína, la warfarina, el nifedipino, la cafeína, el metoprolol o el etanol. Además, no parece comprometer la eficacia anticonceptiva hormonal, dado que no se ha encontrado ninguna interacción con los anticonceptivos orales combinados a bajas dosis. Por otra parte, la farmacocinética del pantoprazol no se ve modificada de manera clínicamente importante por la administración concomitante de antiácidos, fenazona, fenitoína, digoxina o teofilina.


CONTRAINDICACIONES
El pantoprazol está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad conocida al pantoprazol o a los bencimidazoles sustitutos como el omeprazol, lansoprazol o rabeprazol. El pantoprazol se debe utilizar con precaución en los pacientes con disfunción hepática grave, ya que no existe información suficiente sobre esta población. Es posible que sea necesario un reajuste de la dosis.

Los inhibidores de la bomba de protones y las medicaciones con bismuto pueden suprimir el Helicobacter pylori, dando falsos-negativos en los tests de la ureasa. Se debe evitar el uso del pantoprazol y de otras medicaciones susceptibles de actuar sobre estas bacterias en las 4 semanas previas a la prueba. La prueba sintomática al pantoprazol no excluyen la posibilidad de un cáncer gástrico o de otra enfermedad maligna.

El pantoprazol se clasifica dentro de la categoría B de riesgo en el embarazo. Sin embargo, no existen estudios clínicos adecuados en mujeres embarazadas, por lo que su uso durante el embarazo no se recomienda a menos que sea imprescindible. En los animales de laboratorio, el pantoprazol se excreta en la leche. Aunque no se sabe si esto ocurre también en el hombre, muchos fármacos se excretan en la leche materna. Debido a los efectos adversos graves que puede ocasionar el pantoprazol en el lactante, no se recomienda su uso durante la lactancia. La seguridad y eficacia del pantoprazol en niños menores de diez y ocho años no han sido establecidas.


PRECAUCIONES GENERALES
REGAD® (pantoprazol 20 y 40 mg) no está indicado en enfermedades gastrointestinales leves, como por ejemplo dispepsia. Antes del tratamiento con REGAD® (pantoprazol) debe excluirse la posibilidad de úlcera gástrica maligna o enfermedad maligna del esófago, dado que el pantoprazol puede aliviar los síntomas en esos cuadros clínicos y por lo tanto, puede retrazar el diagnóstico. El diagnóstico de úlcera gastroduodenal y de esofagitis por reflujo debería ser confirmado a través de una endoscopía. A pesar de que en los pacientes con cirrosis hepática aumenta la vida media a 7-9 horas, puede utilizarse dosis igual debido a su buen perfil de seguridad y su buena tolerabilidad.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA
No existe información sobre la seguridad sobre el uso de REGAD® (pantoprazol) durante el embarazo y la lactancia. Sólo existen datos de estudios en animales en donde no se encontraron signos de daño fetal, pero sí se demostraron pequeñas cantidades en la leche materna. No hay experiencia en tratamiento en niños.

En estudios sobre la reproducción en ratas, el pantoprazol en dosis de hasta 500 mg/kg en los machos y 450 mg/kg en las hembras no tuvo ningún efecto sobre la fertilidad y otros parámetros analizados que reflejan el comportamiento reproductivo.


REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS
Ocasionalmente puede haber cefalea o diarrea.

Poco frecuente: Náuseas, dolor abdominal agudo, flatulencia, exantema cutáneo, prurito y vértigos.

Casos individuales: Edema, fiebre, visión borrosa, urticaria, angioedema y reacciones anafilactoides (incluyendo choque), elevación sérica de enzimas hempáticas y triglicéridos, así como edema periférico, fiebre, depresión, mialgia al concluir la terapia.

En casos extremadamente raros: Se han presentado lesión hepatocelular con ictericia, con o sin falla hepática. También se ha observado aumento de las transaminasas en los pacientes tratados a corto plazo con pantoprazol, así como hepatitis, ictericia colestática, hiperbilirrubinemia, colecistitis, colelitiasis y dolor biliar. Se han tenido informes sobre reacciones dermatológicas como: eritema multiforme, síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis epidérmica tóxica con otros inhibidores de la bomba de protones. Algunas reacciones dermatológicas en menos de 1% de los pacientes, se ha presentado alopecia, dermatitis de contacto, xerosis, eccema, dermatitis fúngica, dermatitis liquenoide, rash maculopapular, prurito, ulceraciones de la piel, hiperhidrosis y urticaria.


INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO
A diferencia de otros bencimidazoles sustituidos hasta la fecha, no se han reportado interacciones medicamentosas. Sin embargo pueden observarse cambios en la absorción de fármacos en los que la absorción es pH dependiente, por ejemplo ketoconazol. REGAD® (pantoprazol) se metaboliza en el hígado vía sistema enzimático citocromo P-450. No se puede excluir una interacción con otros fármacos que son metabolizados usando el mismo sistema enzimático. No se han observado interacciones clínicamente significativas con los siguientes fármacos: diazepam, warfarina, teofilina, digoxina, contraceptivos orales, fenitoína, antiácidos y nifedipino.

Tampoco se han reportado interacciones clínicamente relevantes con otros medicamentos como: Carbamazepina, cafeína, diclofenaco, naproxeno, piroxicam, etanol, glibenclamida, metoprolol, fenprocumona, anticonceptivos orales, claritromicina, metronidazol, amoxicilina y antiácidos.

La absorción de algunos medicamentos dependientes de pH ácido (ketoconazol) podría verse afectada por la administración concomitante de medicamentos antisecretores. En comparación con el omeprazol y el lansoprazol, el pantoprazol muestra una menor afinidad hacia las isoenzimas del citocromo P-450 (2CYP2C19 y CYP3A4).


ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO
En casos aislados, la administración de pantoprazol a largo plazo puede alterar el valor de las enzimas hepáticas. En raras ocasiones, se ha observado aumento de las transaminasas en los pacientes tratados a corto plazo con pantoprazol.

PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD
Como ocurre con otros inhibidores de la bomba de protones, se han detectado elevaciones significativas de los niveles plasmáticos de gastrina.

Es bien sabido que una secuela potencial de una hipergastrinemia prolongada secundaria al uso de inhibidores de la bomba de protones, son los tumores carcinoides. En los animales de laboratorio, el pantoprazol es carinogénico y produce distintos tipos de tumores gastrointestinales.

La relevancia clínica de estos aliados en el humano es desconocida. Se desconoce la seguridad de pantoprazol en los tratamientos de mantenimiento (más de 16 semanas). Sin embargo, la experiencia acumulada con los inhibidores de la bomba de protones indica que el riesgo de tumores carcinoides es pequeño. No se han encontrado efectos mutagénicos in vitro ni in vivo. Tampoco se han observados efectos teratogénicos ni alteraciones en la fertilidad.


DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN
Oral.

Tratamiento de esofagitis erosiva asociada a la enfermedad del reflujo esofágico:

Adultos: 40 mg una vez al día durante 8 semanas. Si transcurrido el tiempo la úlcera no ha cicatrizado, repetir el tratamiento otras 8 semanas. Se han administrado en algunos estudios clínicos dosis de 80 mg/día e incluso más altas sin efectos secundarios, pero estas dosis no parecen ser más eficaces que las de 40 mg.

Niños y adolescentes: No se han establecido la seguridad y eficacia de pantoprazol en esta indicación.

Tratamiento de la úlcera duodenal producida por Helicobacter pylori en combinación con antibióticos:

Adultos: Se recomiendan 40 mg al día, administrado por la mañana durante 2 a 4 semanas. Aunque no se ha establecido el tratamiento óptimo en la erradicación del Helicobacter pylori, la Asociación Americana de Gastroenterología recomienda 2 semanas de tratamiento con un inhibidor de la bomba de protones en combinación con claritromicina y amoxicilina o metronidazol.

Otros regímenes recomendados por diferentes sociedades médicas son por ejemplo, 40 mg de pantoprazol 2 veces al día durante una semana combinado con claritromicina (500 mg 2 veces/día) y amoxicilina (1 g 2 veces/día) o combinado con claritromicina (250 ó 500 mg 2 veces/día) y metronidazol (500 mg 2 veces/día). Con regímenes de este tipo, se consigue la erradicación de la bacteria en 90-94% de los casos.

Tratamiento del síndrome Zollinger-Ellison:

Adultos: Se han administrado dosis entre 80 y 240 mg/día divididos en 2 dosis, comenzando con 40 mg 2 veces al día aumentando progresivamente las dosis durante 2 semanas hasta conseguir el control de la secreción gástrica del ácido. La duración del estudio fue de 6 meses. La mayor parte de los pacientes respondieron a las dosis de 40 mg 2 veces al día.

Prevención de las lesiones gástricas inducidas por antiinflamatorios no esteroides:

Adultos: Se han administrado dosis de pantoprazol de 20 mg una vez al día durante 6 meses a pacientes con artritis reumatoide tratados con AINEs. Al final del estudio, la eficacia del pantoprazol se estimó en 89% (mediante análisis de Kaplan-Meier), frente a 70% de los pacientes tratados con misoprostol (200 mg 2 veces al día).

Dosis máximas recomendadas:

Adultos: 40 mg/día para la mayoría de las indicaciones. Se han estudiado dosis de 80 mg/día en pacientes con Helicobacter pylory, dosis de hasta 120 mg/día en casos de esofagitis graves en casos de enfermedad por reflujo gastroesofágico y de hasta 240 mg/día en el tratamiento del síndrome de Zollinger-Ellison.

Adolescentes: No se han establecido la eficacia y seguridad del pantoprazol.

Niños: No se han establecido la eficacia y seguridad del pantoprazol.

Pacientes con disfunción hepática: En los pacientes con disfunción hepática ligera o moderada, no son necesarios reajustes en las dosis. En los pacientes con disfunción hepática grave, el fármaco se debe utilizar con precaución. Se observa una pequeña acumulación (< 21%) que puede hacer aconsejable ocasionalmente administrar el fármaco en días alternos, con el riesgo de un mal control sobre la secreción de ácido.

Pacientes con disfunción renal: No se requieren reajustes en las dosis. El pantoprazol no es eliminado por la diálisis intermitente.

De acuerdo a la respuesta del paciente, algunos podrían requerir incrementar la dosis de REGAD® (pantoprazol) de 20 a 40 mg una vez al día.

En pacientes con daño hepático severo, la dosis debe ser reducida a 1 gragea de REGAD® (pantoprazol) 20 mg al día o 1 gragea de 40 mg cada tercer día, además, deben ser monitoreadas las enzimas hepáticas durante el tratamiento. En caso de un incremento de éstas el tratamiento debe ser descontinuado.

La dosis diaria de 1 gragea de REGAD® (pantoprazol) 40 mg al día no debe ser excedida en pacientes ancianos o en aquellos con insuficiencia renal.


MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL
Hasta la fecha no se han reportado efectos tóxicos por sobredosificación. Se han administrado dosis de hasta 240 mg y fueron bien toleradas. No se conocen síntomas de sobredosis en humanos.

En caso de sobredosificación accidental, aplicar las medidas rutinarias o de inmediato concurrir al hospital más cercano o comunicarse con los centros de toxicología de la localidad.


PRESENTACIONES

REGAD® Caja con 7, 10, 14, 20 y 28 grageas de pantoprazol 20 mg.

REGAD® Caja con 7, 10, 14, 20 y 28 grageas de pantoprazol 40 mg.


RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO
Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30ºC y en lugar seco.

Protéjase de la luz.


LEYENDAS DE PROTECCIÓN

No se deje al alcance de los niños. No se recomienda su administración durante el embarazo ni la lactancia. Literatura exclusiva para médicos. Su venta requiere receta médica.

LABORATORIO MÉDICO QUÍMICO
BIOLÓGICO, S. A. de C. V.

Reg. Núm. 114M2006, SSA IV

EEAR-06330021830048/R2006