Home / Portal / Noticias

La soledad deteriora la salud y eleva el riesgo de morir

3 de septiembre de 2013

( DOCTORWEB ) — La soledad es uno de los problemas más complejos que enfrenta el mundo en la actualidad, esto debido a que se ha propiciado un estilo de vida que se caracteriza por el individualismo de los seres, dificultando la creación y sostenimiento de lazos sociales.

Los médicos han señalado que la soledad puede traer graves problemas en la salud humana, ya que eleva las posibilidades de sufrir depresión, ansiedad y estrés, enfermedades que, si no son atendidas, dañan gravemente las habilidades cognitivas de las personas.

Además de estos problemas, un estudio realizado por investigadores de la Universidad de California en San Francisco, encontró que la soledad deteriora gravemente la salud de las personas y eleva el riesgo de morir.

Para lograr esta conclusión, los investigadores siguieron durante 6 años a 1.600 personas. Todos los participantes tenían una edad promedio de 60 años y formaban parte del Estudio de la Salud y la Jubilación realizado por el Instituto Nacional de la Vejez.

Durante los seis años que duró la investigación se les preguntó a los participantes sobre su estado de ánimo, en especial si habían desarrollado la sensación de sentirse solos en su entorno.

Las personas que viven en soledad o se sienten solos tienen 59% más riesgo de deteriorar su salud, además de que tienen 45% más riesgo de morir
Al analizar las respuestas de los participantes se encontró que el 43% señaló que se sentían solos. Sin embargo, solamente el 18% de los adultos vivían en total soledad, mientras que el resto vivía con su familia.

Otro dato relevante del estudio es que las personas que viven en soledad o se sienten solos tienen 59% más riesgo de deteriorar su salud, además de que tienen 45% más riesgo de morir.

La doctora Carla Perissonotto, principal autora del estudio, señala al respecto de los resultados que arrojó el estudio que “a menudo la gente piensa que la soledad es un producto de las relaciones sociales de una persona, de cuántas personas están a tu alrededor".

Argumenta que “al sentirse solo un individuo está menos involucrado con su ambiente y por lo tanto tiene menos probabilidades de involucrarse con su cuidado personal".

Perissonotto indica que si no se trata adecuadamente la soledad, puede afecta el sistema inmunológico de la persona: “la soledad causa cambios en las funciones del sistema inmune o incrementa la respuesta inflamatoria en el organismo".

El estudio expresa que es necesario tomar en cuenta la soledad como un factor determinante para evaluar la salud de los pacientes y darles un mejor diagnostico.

Asimismo, es importante crear tratamientos o mecanismos que permiten mejorar el estado de ánimo de los pacientes que sufren de soledad: "No creo que podamos cambiar la genética, pero sí podemos intervenir cuando una persona está sola y ayudarla a prevenir algo de su deterioro funcional", concluye Perissonotto.