Home / Portal / Noticias

¿Gordito feliz? La obesidad también provoca depresión

30 ade agostode 2013

( DOCTORWEB ) — La obesidad es una de las enfermedades más complejas que se han desarrollado en el mundo. La obesidad es un padecimiento que se ha expandido rápidamente gracias al creciente sedentarismo de la sociedad y al consumo excesivo de alimentos ricos en grasa y azúcar.

Sin embargo, todavía persiste la idea de que una persona con sobrepeso u obesidad tiene mejor humor que las personas con complexión delgada. Es común escuchar que los gorditos son más felices, que están llenos de alegría y vida.

Pero la realidad es otra, la obesidad no solo afecta físicamente a la persona, sino que también puede perjudicarlo emocionalmente, haciéndolo proclive a sufrir depresión, estrés y ansiedad.

Te decimos esto porque un estudio presentado por investigadores del Hospital Infanta Leonor de Madrid, comprobó que las personas que sufren de obesidad tienen más riesgo de desarrollar depresión y otras enfermedades mentales.

Para obtener esta conclusión, el estudio analizó el estado mental de 100 pacientes que sufrían de obesidad. A todos los pacientes se les preguntó sobre su estado físico y cómo influía en sus emociones.

Es necesario que los médicos evalúen la obesidad no solo desde una perspectiva física, también se debe incluir la salud mental de la persona
Al evaluar las respuestas de las encuestas se encontró que el 31% indicó que habían sufrido de ansiedad a causa de su sobrepeso. Asimismo, el 35% reconoció que padeció depresión.

Otro aspecto que encontró el estudio fue que el 17% de los pacientes obesos indicaron que en algún momento de su vida sufrieron de trastornos alimenticios, como es el caso de bulimia y anorexia.

Además, el estudio encontró que el 20.4% de los pacientes con obesidad también sufrieron de déficit de atención y de hiperactividad, ambas consideradas como padecimientos que pueden mermar gravemente la salud mental de la persona.

Al respecto de este último dato, el doctor Javier Quintero, principal autor del estudio, señala "desde el punto de vista clínico, resulta muy sorprendente la presencia de un 20,4% de pacientes con trastorno por déficit de atención e hiperactividad, una cifra cinco veces superior a la esperada en la población general".

Ante los resultados obtendiso, el doctor Quintero expresa "que la obesidad es un problema de salud de primera magnitud. Y en muchos casos terriblemente resistente a las intervenciones convencionales".

Si bien el estudio muestra que la obesidad es una enfermedad que también afecta la salud mental de la persona, Quintero expresa que es necesario que los médicos evalúen la obesidad no solo desde una perspectiva física, sino sobretodo, que se incluya también la salud mental de la persona.